Noticias de rumores y fichajes

Villarreal y Espanyol refuerzan su defensa

El ‘Submarino Amarillo’ se ha hecho con los servicios del hasta ahora valencianista Carlos Marchena, mientras que el club catalán ha fichado en una operación relámpago al lateral derecho Felipe Mattioni.

Marchena durante una rueda de prensa de la selecció española Marchena cambiará Valencia por Villarreal (FOTO: Getty Images)

Baile de jugadores el que ha tenido lugar dentro de la propia liga española. Y es que Mallorca y Espanyol han hecho negocios a la vez que Valencia y Villarreal para vestir a Felipe Mattioni de blanquiazul y a Carlos Marchena de amarillo.

El traspaso del internacional español al Submarino Amarillo era ya un secreto a voces. Los castellonenses, sabiendo que no podrán contar para esta campaña con Diego Godín, quien con toda probabilidad terminará fichando por el Atlético de Madrid, se han apresurado en buscarle un recambio al uruguayo, y han visto en el central español una apuesta segura además de barata. Así, el sevillano, que ya ha pasado la pertinente revisión médica en el Hospital Rey Don Jaime de Castellón, ha firmado por dos temporadas, aunque aún no se ha especificado todavía ni su salario ni el coste de la operación.

A pesar de estar ya atado, Marchena no será presentado hasta que se cierre el traspaso de Godín al Atleti, el cual los castellonenses quieren que tenga lugar, a mucho estirar, a finales de semana.

Por su parte el Espanyol, tras conseguir la cesión de Jesús Dátalo, ha ligado ahora a su primer fichaje para la temporada 2010-2011. Se trata, según ha informado el propio club blanquiazul, del lateral derecho brasileño Felipe Mattioni, hasta ahora en el Mallorca, quien ha firmado con los pericos para las próximas cinco temporadas.

Mattioni había rescindido ayer mismo su contrato con el Mallorca y nada más abandonar la isla balear se fue directo a Barcelona para rubricar su compromiso con el Espanyol.

Está previsto que el brasileño pase hoy la revisón médica y sea después presentado oficialmente en el estadio de Cornellà-El Prat.

Compartir

Comentarios