Noticias de rumores y fichajes

Adriano tiene la llave de la presidencia

En pleno proceso electoral, los nombres galácticos saldrán a relucir. Por todos es sabido que, en estos casos, los delanteros son los que más venden, pero en el mercado ya no hay tanto crack consagrado suelto. Éste es un repaso a lo que pueden pescar los candidatos:

· Adriano: Brasileño, delantero tanque, goleador de pura raza, juega en el Inter pero está enfrentado con el entrenador y quiere salir del club después del Mundial… ¿a alguien le suena? Sí, es lo que sucedió con Ronaldo en 2002 y lo que podría pasar de nuevo, ahora con Adriano, en 2006. Martín sondeó la opción de ficharlo, pero las pretensiones del brasileño asustan: 9 millones de euros.

· Henry: El francés ha sonado con mucha fuerza para Madrid y Barcelona. El hecho de que haya cambiado de marca deportiva (deja Nike y se va a Reebok-Adidas) realmente abre una seria incógnita sobre la viabilidad de un traspaso al club catalán, pero no hay que descartar que se quede en el Arsenal si éste gana la Champions y el año que viene vuelve a la carga con un equipo reforzado. Según cómo, es un fichaje muy complicado para el Madrid.

· Shevchenko: El gran goleador europeo de la última década puede salir este verano del Milan. Ahora que Berlusconi tiene tiempo libre, con la plantilla envejecida y eliminados de la Champions, es más que probable que se inicia una operación de limpieza en el club rossonero. El delantero, sin embargo, sólo tiene un destino si deja San Siro, y es el Chelsea de Abramovich. Sólo un proyecto muy serio podría llevarlo al Bernabéu.

· Eto’o: Utópico, pero ya sabemos que el fútbol da muchas vueltas. La salida del camerunés del Barça es muy difícil, pero Henry podría tener mucho que ver. Y si el camerunés se va del club azulgrana, no hay que descartar que quiera triunfar en Madrid porque sigue siendo una espina clavada. Él sí podría ser una clara baza electoral, a lo Figo, pero para cualquier candidato sabe que sería un arma de doble filo.

Conclusión: Adriano es lo más sensato y factible, y él puede ser la gran baza electoral. Forzar su salida del Inter pinta fácil y las pretensiones económicas no deberían ser problema si realmente se hace una limpieza de vestuario que aligere el peso salarial.

Compartir

Comentarios