Noticias de rumores y fichajes

André Villas-Boas, en el punto de mira

Pese a arrancar la presente temporada de manera fulgurante, el Chelsea de André Villas-Boas se ha ido deshaciendo como un azucarillo con el paso de las jornadas. Basta señalar que de los últimos cinco partidos disputados, el conjunto londinense sólo ha ganado uno: frente al Blackburn Rovers y por la mínima (1-0). Ha vivido decepciones frente al Queen Park Rangers (1-0), el Arsenal (3-5) y el Liverpool (1-2), en la Premier League, y en la Champions sucumbió, el pasado miércoles, ante el Bayer Leverkusen (2-1).

La derrota europea, además, complica la clasificación de los blues para los octavos de final y, ahora, el Chelsea está obligado a ganar o a empatar sin goles frente al Valencia en la última jornada de la fase de grupos si quiere alcanzar la próxima ronda.

Por lo que respecta a la Premier League, el Chelsea se ha descolgado de la cabeza de la tabla (tiene 22 puntos contra los 34 del líder Manchester City o los 29 del United) y la situación empieza a inquietar tanto a la prensa inglesa («Es hora de que André Villas-Boas empiece a rezar», titulaba The Sun tras la derrota del Chelsea en Champions) como al dueño del club inglés, Roman Abramovich.

Éste no dudará en tomar medidas drásticas si no cambia la situación y Villas-Boas lo sabe. También es consciente de que las críticas se centrarán entorno al planteamiento que utilice, sea cual sea.

Ante el Liverpool, por ejemplo, se cuestionó que apostara por Obi Mikel, para el medio campo, y se criticó que dejara en el banquillo a Sturridge. Y, ante el Bayer, hizo cambios. Aunque dejó a Didier Drogba en la punta de ataque, en detrimento de Fernando Torres, apostó por Meireles, en lugar de Mikel, y dio la titularidad a Sturridge sin obtener, tampoco, el éxito esperado. Eso sí, también hay que destacar que el Leverkusen completó la remontada en el descuento.

El matiz, en cualquier caso, no impedirá que el puesto de Villas-Boas corra serio peligro si, esta tarde, el Chelsea no gana frente al Wolverhampton.

Compartir

Comentarios