Noticias de rumores y fichajes

Argentina pegó un grito mundial ante Brasil

No fue una noche más. No podía serlo, claro. Bastaba con recurrir a sólo un argumento para imaginar que sería una noche distinta a todas: chocaban Argentina y Brasil, dos de los máximos exponentes del fútbol mundial. Y, como si fuera poco, se disputaban el primer pasaje sudamericano a Alemania. Por eso fue doble la felicidad argentina. Porque derrotó a Brasil con varios toques distintivos, una enorme contundencia y gran amplitud, y terminó por catapultarse al Mundial del año que viene.

Los pincelazos diferentes los regaló Juan Román Riquelme, la eficacia demoledora fue toda de Hernán Crespo y la brillantez, de todo el equipo. Y Argentina pudo sonreír por eso. Porque, al compás cansino de Román, la potencia del delantero del Milan y el gran funcionamiento colectivo, manejó el desarrollo a gusto y piacere desde el inicio del juego. Y le alcanzó con un puñado de minutos para lastimar por primera vez a Dida.

La primera estocada fue de Crespo. Asistencia de Lucho González, definición cruzada del 9 y 1 a 0, cuando los equipos recién empezaban a calentar los motores. O mejor dicho, cuando Brasil intentaba acomodarse. Porque el combinado local ya se había insertado en el partido, insinuando de arranque nomás, su enorme ambición. Ese gol tempranero fue suficiente como para que la Selección que conduce José Pekerman se convenciera de sí mismo y continuara monopolizando el juego y generando las acciones ofensivas casi con exclusividad. Siempre, a partir de la figura de Riquelme, que se iba agigantando con el correr del tiempo. Y que llegó a su momento sublime, cuando el enganche dio un pase genial de taco y cuando, unos segundos después, se deshizo de Roque Junior y estampó su firma con un zurdazo formidable, casi maradoniano. La pelota viajó al ángulo y los números se estiraron al 2-0.

Del otro lado, el conjunto dirigido por Carlos Parreira sorprendió a todos y no justamente por la magia de sus cracks. Todo lo contrario: en esos primeros 45 minutos, dejó una pálida imagen, que dejaba en evidencia la impotencia generalizada. Se notó en la reacción del propio Ronaldinho, quien absorbido por Sorin y Mascherano, usó sus piernas para… golpear. Para colmo, en el epílogo del primer acto, Argentina se abrazó al tercero, tras el centro perfecto de Saviola y la nueva aparición de Crespo. Argentina brillaba y goleaba a un Brasil absolutamente desconocido.

Era de esperar que en el complemento la tendencia del juego cambiara, aunque sea, por unos momentos. Porque resulta imposible que un equipo mantenga semejante nivel de ritmo y dominio durante 90 minutos, y mucho más si es ante el último campeón del mundo. Con todo lo que eso implica. Y con esa misma consigna, los brasileños salieron a achicar las diferencias, aprovechando que Argentina, dispuesta a regular, se había retrasado unos metros y prestándole de esta manera la pelota.

A partir de esa variante en el trámite, creció algo Brasil, aunque no tuvo claridad. Sólo algunos chispazos de Kaká y de Ronaldinho, que a esa altura jugaban por ellos y por varios de sus compañeros. Pero se fue arrimando, casi prepoteando, al área de Abbondanzieri. Y así fue ganando varias faltas directas, y una de ellas, se convirtió en descuento por obra de un remate fortísimo, espectacular, inatajable de Roberto Carlos.
La reacción de Brasil parecía haber llegado, aunque bastante tarde. Claro, Adriano pudo haber causados serios temores y complejos en los argentinos si su definición no era devuelta por el poste. Lo hubiera puesto a tiro del empate. Y hubiese sido injusto, porque Riquelme, Crespo y cía. habían dado una lección futbolística. Una lección de clase mundial.

FICHA TECNICA
3 – Argentina: 1-Abbondanzieri; 22-Coloccini, 2-Ayala, 6-Heinze; 21-Luis González, 5-Javier Mascherano, 3-Sorin, 18-Cristian González; 8-Juan Román Riquelme; 7-Saviola y 9-Crespo. DT: José Pekerman.
1 – Brasil: 1-Dida; 2-Cafú, 3-Juan, 4-Roque Junior, 6-Roberto Carlos; 5-Emerson, 11-Zé Roberto; 10-Ronaldinho,   8-Kaká; 7-Robinho y 9-Adriano. DT: Carlos Alberto Parreira.
Goles: A los 4 minutos del primer tiempo, abrió la cuenta Hernán Crespo (A), a los 18 aumentó Riquelme (A) y a los 40, estiró otra vez Crespo –de cabeza- (A). En el complemento, a los 26 descontó Roberto Carlos (B) –de tiro libre-.
Cambios: Segundo tiempo: 14 min. 16-Renato X Robinho (B), 24 min. 4-Javier Zanetti X Luis González (A) y 37 min. 11-Carlos Tevez X Saviola (A).
Amonestados: Sorin, Heinze (A); Cafú, Ronaldinho y Roque Junior (B).
Suplentes: Argentina: 12-Leo Franco, 15-Gabriel Milito, 20-Lucas Bernardi, 16-Pablo Aimar y 19-César Delgado. Brasil: 12-Marcos, 13-Anderson, 14-Gilberto, 15-Gilberto Silva, 17-Ricardinho y 18-Ricardo Oliveira.  
Arbitro: Gustavo Méndez (Uruguay).
Estadio: Monumental (Buenos Aires, Argentina).
Afición: 60.000 espectadores.

Compartir

Comentarios