Noticias de rumores y fichajes

Barça y Madrid compiten por Neymar da Silva, la nueva perla carioca

Neymar nació el 5 de febrero de 1992 en el municipio paulista de Mogi das Cruzes. Igual que en el caso de Robinho, fue descubierto por un "caza talentos" a la joven edad de nueve años mientras jugaba a fútbol-sala en la ciudad de Sao Vicente. Neymar lleva el fútbol en la sangre ya que es hijo de un ex jugador del Coritiba del mismo nombre. En 1999 llega a Vila Belmiro, la mítica sede del Santos, donde prosigue su formación, el club le proporciona dinero para su mantenimiento, le costea sus estudios en un colegio privado y cuida de su salud así como de su alimentación.

El Santos tiene una fe ciega en las cualidades de este chico religioso, que acude habitualmente en compañía de sus padres a la iglesia evangélica en Praia Grande, ciudad del litoral de Sao Paulo. Y tanta es la confianza del Santos en su joven promesa que, según se comenta en Brasil, el club creó la categoría sub 12 sólo para que Neymar pudiera seguir progresando como futbolísta.Neymar posee una depurada técnica y un fino instinto goleador. Con trece años mide 1,53 m y pesa 38 kgs y en Brasil empieza a ser conocido como "O novo Robinho" (el nuevo Robinho), por su parecido físico, por su definición de cara a gol y su derroche de calidad técnica. Igualmente posee un buen salto pese a su poca estatura, se maneja bien con ambas piernas y la toca rápido y con precisión. En cualquier caso, el chaval continua siendo humilde y mantiene los pies en el suelo: "Nuestro equipo tiene muchos niños buenos y no me considero mejor que nadie. Creo que tengo mucho que aprender. Mi padre dice que para tener futuro en el fútbol es preciso mantener siempre la humildad". Aunque eso si, tiene bien clara su meta de futuro: "Todo lo que quiero ser en la vida es ser un gran jugador de fútbol"

Su representante es el mismo que el de Robinho, Wagner Ribeiro, y el Santos empieza a preocuparse y no quiere volver a sufrir un nuevo “caso Robinho”, especialmente cuando Ribeiro desestimó una oferta del club que pretendía hacerle un nuevo contrato hasta los 25 años, con una cláusula de rescisión de 50 millones de dólares.

Compartir

Comentarios