Noticias de rumores y fichajes

Bartomeu: «La historia de Cesc tendrá un final feliz»

Josep Maria Bartomeu, Joan Bladé, Javier Bordas, Jordi Monés y Jordi Mestres han sido los encargados de explicar, esta mañana, las líneas que la candidatura liderada por Sandro Rosell seguiría en el caso de llegar a la presidencia del Barça en cuanto al modelo deportivo. Un modelo que seguiría girando alrededor de la cantera y de la Masía, eje, según ha explicado Bartomeu, de la excelencia deportiva azulgrana.

Apuesta la candidatura de Rosell, sentado entre los periodistas mientras sus compañeros desgranaban el proyecto deportivo, por un modelo propio apoyado en las figuras del entrenador, el secretario técnico y el resposable del fútbol base y por la llegada de nuevos talentos, utilizando varias vías, tales como la creación de una red de ojeadores altamente cualificado que encontrara jóvenes perlas en el resto de clubes catalanes, en las peñas del Barça repartidas por España y, también, a nivel internacional y mediante acuerdos y convenios con clubes y escuelas de fútbol. Eso sí, sin contemplar la creación, como proponen otras candidaturas, de Masías en otros países debido al alto coste que ello, según ha apuntado Jordi Mestre, supondría.

Sí se crearían, en cualquier caso, Masías para el resto de secciones del club azulgrana en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, donde se finalizaría, de inmediato, la creación de la Masía que debe ser destinada para las jóvenes estrellas del fútbol.

Dado que además de los talentos surgidos de casa, la candidatura de Sandro Rosell también valora la aportación de los «mejores jugadores del mundo», Bartomeu ha explicado que, a la hora de fichar, apostarían por la discreción y por cerrar las incorporaciones con anticipación y tiempo y, sobre todo, sin dar detalles que puedan encarecer las operaciones.

El miembro de la candidatura de Sandro Rosell ha agregado que volverían a hacer contratos con variables y ha señalado, tal y como nos explicó Sandro en una entrevista exclusiva hace unos días, que ya han estado tratando con algunos jugadores, por si llegaran a la presidencia del Barça.

Si así fuera, las propuestas serían presentadas a Pep Guardiola, quién tendría la última palabra en cuanto a las incorporaciones. Preguntado por Cesc, cuyo fichaje parece haberse complicado en las últimas fechas, Bartomeu ha explicado:

No podemos valorar el fichaje para no interferir en las negociaciones pero si lo ha pedido Pep hay que hacer el máximo esfuerzo

No obstante, ha señalado, también, que el precio a pagar debe ser razonable y ha recordado que Sandro Rosell logró, cuando Cesc cambió de aires, que en su contrato hubiera una cláusula que permitiera al Barça tener un derecho a tanteo. Es decir, que si cualquier club presentara una oferta por el centrocampista de Arenys de Mar, el Barça podría igualar la propuesta económica y tener una opción preferencial para incorporarle.

Con este punto a favor, y el interés de Cesc por regresar a Can Barça, ha señalado Bartomeu que estamos ante «la historia perfecta, que tendrá un final feliz».

Sandro Rosell
Compartir

Comentarios