Noticias de rumores y fichajes

D’Alessandro ficha por el Inter

El argentino abandona San Lorenzo del Almagro, donde sólo disputó una temporada, para incorporarse al Internacional de Porto Alegre. El Zaragoza y el grupo inversor, que compartían el pase del futbolista, acordaron los términos tras la jugosa oferta.

Andrés D'Alessandro en su etapa como jugador del Zaragoza

El fútbol brasileño, sinónimo de jogo bonito, históricamente se ha caracterizado por contar con jugadores que llevan la pelota pegada al pie, que pueden inventar una fantasía en cualquier momento y que suelen ejecutar los tiros libres con la maestría de un artista. Seguramente, el hecho de encontrarse con un jugador que pudiera cumplir con estas características en la cercanía del continente americano, de corta edad y con experiencia europea y de selección fueron los motivos que llevaron a los dirigentes del Inter a la contratación del Cabezón.

Allá a lo lejos quedará la presentación estelar que se le hizo en febrero cuando volvía de su travesía por el viejo continente donde militó en Alemania (Wolfsburgo), Inglaterra (Portsmounth) y España (Zaragoza). Sólo una temporada lució la casaca azul y roja y no consiguió coronarse ni en la Copa Libertadores, donde cayeron en cuartos de final, o el campeonato local, donde finalizaron en la cuarta posición. Su nivel fue de menor a mayor, aunque este último no terminó siendo del todo alto y lejos estuvo de asemejarse a la de aquel jovencito que deslumbró en River Plate y la selección juvenil (20 PJ – 2 goles).

El pase se hará por seis millones de euros y tendrá un contrato de 1.500.000 dólares anuales por cada una de las cuatro temporadas estipuladas. Obviamente, para Miguel Ángel Russo, quien reemplaza a Ramón Díaz, es una baja más que sensible ya que se escapa su generador de fútbol. También lo será para los hinchas que ya no disfrutarán de su pisada y su creatividad. Pero los que decidieron fueron los dueños de su pase. El grupo inversor no quería perder plata y el Zaragoza, ahora en segunda división, también veía con buenos ojos el ingreso de billetes.

El fútbol argentino vuelve a perder a uno de sus grandes protagonistas. Nuevamente, y ya debería convertirse en una preocupación, para saltar a una liga de menor nivel y repercusión mundial. Pero está comprobado, lo bueno dura poco. Mucho más por estos pagos, donde nadie parece resistirse a una billetera abultada.

Compartir

Comentarios