Noticias de rumores y fichajes

¿Dónde están Cesc, Robben y Kaká?

Fue el pasado 2 de julio el día que Ramón Calderón fue proclamado presidente del Real Madrid gracias, sin duda, a tres promesas electorales: Robben, Kaká y Cesc. Estos jugadores encandilaron a unos socios madridistas que dieron su apoyo a Calderón y que, ahora, piden responsabilidades después de ver que, por el momento, ninguno de los tres tiene intenciones de pisar el Bernabéu.

Robben fue el primero en esfumarse. Tras la toma de poder de Calderón, el nombre del holandés desapareció del mapa y nada más se supo del interés del Madrid por un jugador al que el Chelsea no parece tener intenciones de dejar marchar y menos después de haber vendido a Duff, otro extremo que, a partir de ahora, militará en el Newcastle.

Cesc fue el siguiente en caer de la lista, depués que Arsène Wenger proclamara a los cuatro vientos que el catalán no se movía de la entidad gunner para vestir de blanco, y, ahora, el ‘mazazo’ definitivo ha llegado con el No de un Kaká que renegó de la entidad blanca el mismo día en que Emerson era presentado como jugador del Real Madrid, hecho que, sin duda, marcó la puesta de largo del fichaje madridista.

Emerson, que, a priori, tenía que ser el protagonista pasó a un segundo plano y el nerviosismo salió a la luz en el momento en que el propio Calderón le cambió el nombre llamándole Ernesto. El siguiente error lo pronunció un periodista, que, o bien por despiste o por picardía, se dirigió a Emerson llamándole, curiosamente, Kaká, nombre que corearon los aficionados madridistas en el Bernabéu, ignorando al segundo fichaje de la era Calderón, que se paseó por el terreno de juego madridista sin pena ni gloria.

La revolución de la hinchada fue, sin duda, una reacción lógica a las promesas incumplidas de un Ramón Calderón que, si no logra fichar ni a Robben ni a Kaká ni a Cesc, ya puede prepararse para escuchar silbidos el primer día que ocupe el palco del Bernabéu.

Compartir

Comentarios