Noticias de rumores y fichajes

Dos técnicos de la Liga, en la cuerda floja

Después de no haber ganado todavía ningún partido esta temporada, Juanma Lillo, entrenador del Almería, se ha convertido en el primer entrenador de Primera División cuyo puesto corre realmente peligro este fin de semana. La derrota rojiblanca en casa ante el Levante hizo mucho daño, tanto que el presidente de la entidad, Alfonso García, se reunió con los miembros del Consejo de Administración y con el director deportivo, Alberto Benito, para tratar el futuro de Lillo.

Finalmente, se decidió dejar al entrenador guipuzcoano una jornada más en el cargo pero dejando claro incluso delante de los medios de comunicación que lo que se le había dado al cuerpo técnico era un ‘ultimátum’ en toda regla. Paralelamente, el club andaluz ha empezado a moverse por el mercado de técnicos en paro por si el equipo no levantara cabeza en La Coruña y ya se han apuntado los nombres de Gregorio Manzano, Manolo Jiménez y Juande Ramos.

Otro entrenador de Primera División al que se le ha oscurecido y mucho el panorama es el sevillista Antonio Álvarez, que en la jornada intersemanal no pudo pasar del empate en el Pizjuán ante el Racing, que incluso pudo ganar. El equipo andaluz no ha ganado en casa en lo que va de curso y, además, la grada todavía anda quemada tras el fiasco que supuso no clasificarse para la Liga de Campeones.

A José María Del Nido, presidente del Sevilla, se le vio enfadado tras el partido: «El equipo no ha jugado como creo que debe jugar, no ha estado a la altura«. Y agregó: «Los técnicos son los que trabajan con ellos, el presidente poco puede hacer. Tampoco hay que, por un resultado o dos, perder la confianza en ellos. El cuerpo técnico es el que entrena al equipo, el que está a diario con ellos y el que tiene que sacar el mayor provecho de esta buena plantilla». Más le vale, por tanto, a Álvarez hacerlo bien en el Rico Pérez…

Almería
Compartir

Comentarios