Noticias de rumores y fichajes

El Barça vuelve a poner sus ojos en el Shakhtar

Pep Guardiola necesita para reforzar su equipo un central, un centrocampista defensivo y un extremo, y ahora además parece que también un lateral. Por ello, tras fallar el fichaje de Juan Mata, el Barça no se rinde a no satisfacer los deseos de su entrenador y está rastreando el mercado en busca de un atacante del agrado de Guardiola.

Después de tantear la posibilidad de fichar a Albert Riera, ahora, según informa hoy el diario Sport, Txiki Begiristain estaría interesado en la contratación del brasileño del Shakhtar Donetsk Willian Borges da Silva, de sólo 21 años y que está señalado como uno de los jóvenes brasileños con más proyección. Al parecer sin embargo desde Can Barça no se ha hecho todavía ninguna oferta en firme por él, sino que sólo se ha preguntado por su precio. EL Shakhtar, duro negociador tal y como se pudo comprobar con el fichaje fallido de Chygrynskiy, ha remitido a la cláusula de rescisión de William, que es de 30 millones de euros.

El Barça ya se había interesado por Willian el pasado año y en los últimos días la secretaría técnica del Barça ha mantenido varias conversaciones telefónicas con Nike Brasil para informarse sobre el atacante. Como ya preveían, las referencias dadas desde Brasil han sido excelentes, destacando de él sobre todo su técnica y velocidad. Al recibir estos informes positivos el Barcelona se ha puesto en contacto con el joven brasileño, quien se ha mostrado encantado con la idea de jugar en el Camp Nou.

En este sentido, el propio Willian ha dejado caer en más de una ocasión que estaría dispuestísimo a cambiar de aires:

Estoy muy agradecido al Shakhtar, que me ha permitido cambiar mi vida y la de mi familia de agua para vino, pero aquí el campeonato es duro, los estadios están medio vacíos…Va llegando ya la hora de cambiar de aires a otro sitio más competitivo y un poco más cálido

William llegó en agosto de 2007 al equipo ucraniano, que pagó unos 13 millones de euros por él, y firmó contrato hasta 2012, con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

El brasileño sin embargo, chocaría con la política de sólo fichar jugadores contrastados y de renombre para combinarlos con los de la cantera que se le ha otorgado a Pep Guardiola. Además, el jugador brasileño, al igual que pasó con Chygrynskiy, ya ha jugado la fase previa de la Champions League con su equipo y por lo tanto, no podría disputar la máxima competición europea con el Barça. Además su precio no es precisamente asequible. Por todo esto, su fichaje se presenta un tanto improbable.

Compartir

Comentarios