Noticias de rumores y fichajes

El ‘curioso’ caso de Zlatan Ibrahimovic

El pasado 27 de julio de 2009, el Barcelona presentaba en sociedadal fichaje más caro de su historia: Zlatan Ibrahimovic. El suecocostó 46 millones de euros más Samuel Eto’o, un ariete tan polémicocomo efectivo que jamás tuvo feeling con el técnico deSantpedor, Pep Guardiola. Creyó el entrenador azulgrana que con Ibra,un delantero de corte radicalmente opuesto al del camerunés, sí quelo habría pero erró en su percepción y, un año después, la historiaparece repetirse, en esta ocasión, con Ibra en el punto de mira.

A diferencia del año pasado, en este caso, Guardiola no hapronunciado la tan comentada palabra feeling aunque tampocoha empleado ninguna otra para referirse al sueco, por quién da lacallada por respuesta. Asegura el de Santpedor que lo mejor para lainstitución es estar callado pero Guardiola dice tanto hablando comoen silencio y su hermetismo a la hora de mencionar al sueco ha dejadoclara su postura en el conflicto. El pasado sábado, en el partido devuelta de la Supercopa de España, que acabó con un 4-0 a favor de losculés, acabó de matizar su mensaje, dejando a Ibra en el banquillodurante los 90 minutos.

Tanto se había esforzado el ariete en la pretemporada azulgrana ytan bien había jugado en el partido de ida de la Supercopa de España,que pocos pensaron que el sueco no gozaría ni de un minuto de juego.Sin embargo, así fue. El puesto de ‘9’ fue ocupado, de inicio, porLeo Messi y en los flancos derecho e izquierdo, respectivamente, sesituaron Bojan y Pedro. Cuando Guardiola movió banquillo, dio entradaal debutante David Villa y a Andrés Iniesta dejando claro que Ibra es’su’ sexta opción.

Mal asunto, sin lugar a dudas, para un jugador de tanto caché que,tal y como señaló Gerard Piqué, en la zona mixta posterior a laestratosférica remontada culé, debe asumir que «en una plantilla enla que hay tanta calidad, encontrar un puesto en el equipo siempre escomplicado».

El apoyo de los compañeros, vital para Ibra

Pese a la dificultad del tema y los rumores que alejan a Ibra deCan Barça, Gerard Piqué cree que el futuro del sueco es azulgrana,compartiendo opinión con algunos de sus compañeros, tales como SergioBusquets, Pedro o Maxwell.

A éste último le une una grandísima amistad con Ibra, dado que,ambos coincidieron, también, en Ajax de Amsterdam e Inter de Milán.»Creo que se quedará. Me ha dicho que se quiere quedar y le veo muybien, muy motivado y entrenando bien«, señaló, también en zona mixta,el brasileño que agregó que la suplencia en el partido de vuelta dela Supercopa no debe entristecer al sueco, puesto que, «hay quepensar colectivamente» y «mirar las cosas positivas».

En la misma línea se movió Sergio Busquets, quién señaló: «Seestá entrenando muy bien y es uno más del grupo. Hoy no ha podidojugar pero jugó en Sevilla e hizo un gol muy decisivo para laeliminatoria y para el título». No le falta a Ibra, tampoco, el apoyode un Pedro que agregó:

Está trabajando muy bien en losentrenamientos y será un jugador muy utilizado por el míster. Ojalápueda seguir porque es un grandísimo jugador y un grancompañero

El respaldo de los compañeros no es el único con el que cuenta Ibra, que vio en el Camp Nou una pancarta que decía «Ànims Ibra» (Ánimo Ibra). Y es que parte de la grada azulgrana daría una segunda oportunidad al sueco, al que le avala el esfuerzo realizado en la presente temporada y le perjudican sus características, poco aptas para el juego del Barça. Que Guardiola sólo pueda ubicarle en el eje del ataque es, también, un hándicap para el sueco, puesto que, en la mencionada posición brilla con luz propia Messi y el recién fichado Villa.

No lo tendrá, por tanto, fácil Ibra para hacerse un hueco pero tampoco el Barça para venderle, puesto que, no hay club que quiera asumir los 10 millones de euros por temporada que percibe el sueco. Problema de difícil solución, por parte, para ambas partes.

ServifutbolGetty Images
Compartir

Comentarios