Noticias de rumores y fichajes

El empate del clásico multiplica las apuestas por 3,40€

El gran partido de la Liga española tuvo emoción desde el inicio del encuentro. Después de 20 minutos de dominio total del Barcelona, en los que el Madrid no tiró a puerta, Medina Cantalejo señaló penalti en una entrada de Roberto Carlos a Van Bommel, que se tira. Ronaldinho no perdonó y puso el 1-0. A los 5 minutos de esta acción, el árbitro era de nuevo el protagonista al expulsar a Roberto Carlos con roja directa, suponemos que por insultarle. El brasileño volvió a demostrar una incomprensible inmadurez y dejó a su equipo con 10 ante una avalancha de fútbol.

Paradojas del fútbol, a partir de aquí el Barcelona se relajó y fueron los visitantes los que llevaron peligro a la meta contraria. Así, en el minuto 36 Baptista hacía un pase desde el centro del campo que dejaba a Ronaldo frente a Víctor Valdés, el brasileño picó el balón y puso el 1-1. Así se llegó al descanso.

El segundo periodo tuvo la misma dinámica que el primero, con dominio inicial blaugrana, que sin embargo, no creaba ocasiones claras. Larsson tuvo un mano a mano con Casillas que resolvió bien el portero. Pasaban los minutos y los blancos se iban encontrando más cómodos sobre el terreno de juego e incluso Ronaldo tuvo un par de arrancadas que complicaron a la defensa culé. Se pidió penalti de Oleguer a Ronaldo, por un posible agarrón dentro del área, que significó amarilla para el brasileño por simular.

Al final, las decisiones arbitrales lastraron el discurrir natural del juego, que en el comienzo apuntaba a baño blaugrana. A pesar del control del juego y la posesión por parte del Barcelona, los blancos aguantaron bien y supieron conservar un reparto de puntos, que sin embargo deja la Liga sentenciada. Si es que no lo estaba ya antes del choque.

Apuestas Deportivas
Compartir

Comentarios