Noticias de rumores y fichajes

El ‘fenómeno traspaso’ entra en decadencia en España

Muchos rumores y muchas intenciones de reforzar la plantillas y dar salidas a futbolistas, pero finalmente, este mercado invernal en España evidencia el mal momento que atraviesa económicamente el fútbol español. Un dato lo demuestra. En la liga BBVA se han invertido 9,5 millones de euros, casi una tercera parte de lo que se gastaron los equipos de primera el año pasado. Esto es debido a que la mayoría de incorporaciones han sido cesiones o llegadas con la carta de libertad bajo el brazo. El fenómeno traspaso está en decadencia.

Esta escasa inversión se ha visto reflejada en el número de movimientos, que a diferencia de otros años, no dejó un día final de mercado caótico y frenético. El Espanyol fue el gran animador del último tramo. En dos días consiguió incorporar a la promesa del Inter de Milán, Philippe Coutinho, en calidad de cedido y a Víctor Sánchez y Kalu Uche del Neuchatel, ambos con la carta de libertad. Sobre El Hamdaoui, nada de nada.

Pero como cada año, la última hora de mercado siempre depara incorporaciones inesperadas. Es el caso del Villarreal y la cesión en ataque de Alejadro Martinuccio procedente del Fluminense, que a pesar de los rumores, acompañara a Nilmar en la delantera (el brasileño se queda finalmente en Castellón). También en el último suspiro, el Racing de Santander consiguió la cesión de Kouma El Hadji Babacar de la Fiorentina, y la llegada de Marcos Gullón como agente libre para contrarrestar la salida de Tziolis. En esta lista se encuentra también el Atlético de Madrid, que también sobre la bocina, tuvo que repescar a Fran Mérida, devuelto de su cesión al Sporting de Braga.

Otros equipos que animaron bastante el mercado en las últimas fechas fueron el Rayo Vallecano, incorporando principalmente futbolistas del vecino Atlético de Madrid, como el portero Joel Robles, Jorge Pulido y el delantero brasileño Diego Costa, o el Zaragoza, algo que viene siendo habitual en los últimos años. Los maños contrataron en el último momento a Pablo Álvarez del Catania, que se unió a los Apoño, Aranda y Dujmovic. Unos fichajes que quizás no sean suficiente para la salvación.

Como hemos comentado, la gran parte de adquisiciones han sido préstamos o agentes libres. Sin embargo, destaca el Sevilla, que de largo ha sido el equipo que más ha invertido. José Antonio Reyes, probablemente, sea el gran movimiento de nuestra liga. Unos 3,5 millones de euros pago el Sevilla a los colchoneros. A lo que hay que sumar el dinero del ariete Babá y la vuelta de Juan Cala del AEK de Atenas. En total, los de José María del Nido han invertido una cifra superior a los siete millones de euros.

Una notable diferencia con lo que han venido haciendo los grande de nuestra Liga. Real Madrid y Valencia, por ejemplo, no han realizado ningún movimiento, al igual que el Athletic Club de Bilbao y Osasuna. El Barcelona tampoco ha fichado a nadie, pero ha convertido a Isaac Cuenca en jugador de la primera plantilla, proporcionado la carta de libertad a Alexander Hleb, y traspasando a Maxwell al PSG y a Jonathan Soriano al Salzburgo austriaco.

Uno de los equipos de los que se esperaba más en este mercado era el Málaga, pero el jeque Abdullah Al-Thani no consideró hacer una gran desembolso. Solo llegó Carlos Kameni para reforzar la portería. A buen seguro que el jeque habrá pensado que con la inversión del periodo estival, es suficiente, por el momento.

El mercado deja otras operaciones interesantes como la llegada de Adrián Colunga al Sporting de Gijón para sacar al club del pozo del descenso. Óscar Serrano y Abdelkader Ghezzal, este último como cedido, para que el Levante mantenga la buena temporada que está realizando. Paulao para apuntalar la defensa bética. O Henrique, cedido del Sao Paulo al Granada, como una de las mejores promesas del fútbol brasileño.

Compartir

Comentarios