Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Adriano Leite

Iba para figura pero se quedó por el camino, y después de su estrepitoso fracaso en la Roma va a tener difícil volver a jugar en un club grande de Europa.

Adriano Leite - Roma Adriano Leite ha dejado la Serie A por la puerta falsa (FOTO: Getty Images)

No cabe duda de que Adriano Leite, el Emperador de Gávea, podría haber sido uno de los mejores delanteros de la última década. Y no solo por esas habladurías, a menudo exageradas, que suelen acompañar a los jugadores brasileños cuando sus clubes de origen quieren venderlos a Europa a precio de oro. Sino porque los hemos visto con nuestros propios ojos.

Todos pudimos comprobar el potencial de Adriano en la Copa América de 2004, en la Confederaciones de 2005, en aquellas temporadas cedido a la Fiore y el Parma, en el propio Inter del inolvidable curso 2004/05, cuando anotó la excelente cifra de 28 goles en 42 partidos… Incluso en aquel Trofeo Bernabéu de 2001, cuando apenas llevaba unas semanas en Europa y en el que la grada blanca se preguntó al verle de dónde había salido semejante prodigio.

No era tan exagerado al principio comparar a Adriano con Ronaldo, aunque finalmente el Fenómeno será quien pase a la historia como uno de los grandes de este deporte y el Emperador como uno de los grandes… fiascos, por culpa de su mala cabeza. Mientras uno se ha retirado recientemente con dos Balones de Oro en su palmarés, el otro ya tiene en su poder tres Bidone d’Oro (la distinción al peor jugador de la Serie A que entrega anualmente la emisora Rai Radio Due).

El inicio de la debacle de Adriano se sitúa en la temporada 2006/07, cuando empiezan a hacerse públicos los devaneos del jugador con el alcohol, su tendencia a salir de fiesta, la escasa pulcritud en mantener su estado físico… por no mencionar las depresiones o su relación con relevantes personajes de los suburbios de Brasil. Hándicaps todos ellos que, increíblemente, no le impidieron ser máximo goleador del Brasileirao 2009 en las filas del Flamengo. Lo que provocó que la Roma le diera una segunda oportunidad… que ha resultado fallida.

La Roma se la jugó el verano pasado contratando a Adriano y poniéndole a las órdenes de Claudio Ranieri, en una mezcla de caracteres que difícilmente podía cuajar, como se comprobó al poco de iniciarse la Serie A. Adriano no jugaba, como no jugaba se desentendía de la disciplina de grupo, como ‘pasaba’ de entrenar Ranieri lo marginaba…y así hasta la desidia total. La presencia de Adriano en el plantel giallorrosso era tan inútil que esta misma semana se ha anunciado que jugador y club habían llegado a un acuerdo para rescindir su vinculación.

Adriano se va de la Roma entre sombras y su futuro no está claro (tan pronto puede tratar de enrolarse en algún equipo brasileño como decir que cuelga las botas) pero tras de sí deja una lastimosa sensación de haber malgastado su última oportunidad de, por ejemplo, haberse dado el capricho de dejar él al fútbol europeo y no al revés, o incluso de haberse ganado un sitio en la expedición que disputará la próxima Copa América. Un adiós a la élite muy mediocre.

Consulta aquí todos los Fichajes Estrellados de Mercafutbol

Compartir

Comentarios