Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Christian Poulsen

Si por algo se ha caracterizado el Sevilla como entidad deportiva es por hacerse con jugadores por los que paga poco dinero que luego vende por grandes sumas tras haber sacado la mejor versión del mismo. Uno de esos casos fue el del danés Christian Poulsen, que aterrizó en el Sánchez Pizjuán con 26 años como agente libre tras finalizar su vinculación con el Schalke 04.

Apenas vistió dos temporadas la elástica andaluza, ya que fue tan alto el nivel que exhibió que la Juventus de Turín hizo lo imposible por ficharle para la campaña 2008-09. De hecho, fue una de las piezas clave durante la etapa dorada sevillista, en la que se alzó campeón de la Supercopa de Europa (al tumbar por 3-0 al Barcelona), campeón de la Supercopa de España, campeón de la Copa del Rey y campeón de la Copa de la UEFA.

Se forjó un nombre como uno de los mejores centrocampista defensivo del momento que a su vez era también capaz de adoptar un rol algo más atacante con la misma efectividad. Precisamente por todo ello la Vecchia Signora apostó por él, aunque tuvo que pagar por sus servicios hasta 10 millones de euros. La entidad nervionense ya había hecho entonces su particular negocio al sacar un alto beneficio por un jugador que había conseguido títulos y que no había costado dinero dos temporadas atrás.

De este modo, Poulsen emprendió rumbo hacia Italia, donde jugaría dos campañas. Con un promedio de 24 partidos en la Serie A, no gozó del protagonismo que tuvo en el Sevilla puesto que Sissoko y Marchisio cubrieron a la perfección las posiciones más retrasadas de la medular, dejando pocas opciones al danés. Es por eso por lo que para la campaña 2010-11, la entidad italiana decidió traspasarlo al Liverpool a cambio de 5,47 millones de euros.

Sin embargo, su andadura por la Premier League tampoco fue un camino de rosas para el centrocampista. Apenas sumó 12 apariciones en liga (9 como titular) y el mismo director deportivo, Damien Comolli, intentó buscarle un sustituto más joven en el mercado invernal porque pensaba que no podría aportar nada a los reds. Finalmente, a sus 31 años, Poulsen ha acabado jugando en el Évian Thonon Gaillard FC francés en calidad de cedido por el propio Liverpool.

Actualmente, ha firmado 11 apariciones en la Ligue 1, aunque se disputa el puesto con Cédric Barbosa y con una joven promesa de 21 años llamada Éric Tié Bi. Es por eso que Poulsen se ha ganado ser un ‘fichaje estrellado‘ para todos los equipos en los que ha recalado después de una espectacular etapa en el Sevilla, entidad que decidió abandonar para triunfar más aún, algo que no consiguió.

¡Consulta aquí todos nuestros fichajes estrellados!

Compartir

Comentarios