Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Darko Pancev

En 1991 se produjo la que tal vez ha sido la última gran sorpresa acaecida en la Copa de Europa en lo que a la consecución del título respecta, como fue ver alzar el título al Estrella Roja de Belgrado (solo el éxito de José Mourinho con el Oporto se le acerca). La victoria final de aquel equipo, dirigido por Ljupko Petrović, no fue casualidad, pues practicaba un fútbol excelso canalizado por centrocampistas de la talla de Prosinecki, Savicevic, Mihajlovic o Jugovic y culminado por nuestro protagonista de hoy, Darko Pancev.

La Cobra, como era apodado el ariete de la actual República Macedonia (entonces Yugoslavia), se ganó a pulso la fama de ser uno de los mejores definidores del continente a finales de los ’80 y principios de los ’90. No era alto, ni fuerte, ni especialmente habilidoso… pero todo lo que tocaba lo metía para adentro, hasta el punto que durante su etapa en el Estrella Roja su número de goles anotados superó al de partido jugados (91 contra 94).

Su bagaje goleador en el club de Belgrado, los números firmados en su primer equipo profesional, el Vardar (también espectaculares), sus actuaciones con la selección Yugoslava o el penalti anotado en la mencionada final de la Copa de Europa ante el Olympique de Marsella, el decisivo a la postre, hacían inevitable su salto a una Liga poderosa. Milan, United, Madrid, Barça… no había club que no se hubiera interesado en la contratación de Pancev.

Pero finalmente se llevó el gato al agua en Inter, previo pago de 14 millones de liras, un precio que a priori valía la pena gastarse en un jugador que, no lo olvidemos, acababa de ser Bota de Oro (aunque el premio no se le concedió hasta 2006 por culpa de una polémica con el recuento de goles que hubo en su momento, en 1991). Pero la inversión realizada nunca daría resultado.

Osvaldo Bagnoli, en aquella época técnico del Inter, y Pancev nunca tuvieron feeling, como se dice ahora. Nunca se tuvieron confianza mutua y la relación comenzó a deteriorarse muy pronto. Además, los pobres registros goleadores del atacante no ayudaban a limar las asperezas. Según cuentan, la gota que colmó el vaso se produjo cuando Pancev, previendo que iba a ‘chupar’ banquillo en un partido de la Serie A, se inventó que estaba enfermo, con el consiguiente enfado de su jefe.

Tras una temporada y media desastrosa en el Inter, Pancev pudo salir de Italia enrolándose como cedido en las filas del Leipzig, de la Bundesliga, donde lejos de recuperar su nivel continuó cayendo en picado. Volvió al Inter, ahora con Ottavio Bianchi en el banquillo, pero su rendimiento no mejoró. Finalmente, con 3 goles en 19 partidos como legado, se marchó definitivamente de San Siro coincidiendo con la llegada al club de Massimo Moratti, que lo transfirió al Fortuna Dusseldorf. Allí, una grave lesión terminó por apartarle del primer nivel, obligándole a jugar sus últimos partidos como profesional en el Sion, de la débil Liga suiza. Se retiró con solo 32 años.

Como curiosidad última, reseñar que siempre ha corrido un rumor en Italia que asegura que, al final del camino, el fichaje de Pancev no resultó tan desastroso, al menos económicamente, para el Inter como puede parecer. Y es que la llegada de Pancev a Italia casi coincidió con el estallido de la guerra de los Balcanes, lo que provocó que se ‘traspapelasen’ primero y ‘olvidasen’ después los pagos que el Inter debía efectuar al Estrella Roja en concepto de traspaso.

Consulta aquí todos los ‘fichajes estrellados’ de Mercafutbol.

Periodistas italianos bromean sobre Pancev

Compartir

Comentarios