Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Edwin Congo

Verano de 1999. A las oficinas del Real Madrid llega un buen informe sobre un jugador colombiano, que en el conjunto de dicho país Once Caldas anotó 30 goles en 110 partidos disputados a lo largo de tres temporadas. Pese a no ser unas cifras espectaculares para ser delantero, la dirección deportiva del club del Santiago Bernabéu, entonces presidido por Lorenzo Sanz y entrenado por John Benjamin Toshack, decide ficharlo. Se trata de Edwin Congo, que dicho verano contaba con 22 años.

Congo, que además de ser futbolista es odontólogo, había defendido a la selección de su país en 1999 en la Copa América y llegó a marcar un gol de tacón a Argentina (partido recordado por los tres penalties fallados por Martín Palermo), actuación que repetiría cinco años más tarde. Sin embargo, su paso por el Real Madrid fue digno de recordarlo en esta sección semanal. Era el fichaje que nadie esperaba, y años después de su fichaje esta afirmación no sorprende. Pese a contar con el apoyo de Sanz, el Madrid ese verano fichó a demasiados jugadores extracomunitarios, por lo que tras la pretemporada de la primera plantilla decidieron cederlo a otro club para que se foguera. Total, el objetivo era que el delantero fuera el complemento perfecto para Raúl González Blanco, y siendo tan joven, lo mejor era que cogiera experiencia en otro equipo.

Su destino no estuvo lejos de la capital de España, ya que se marchó a Valladolid, donde sus registros dicen cómo le fue: 1 gol en 12 partidos. Una vez terminó la temporada, los pucelanos no querían volver a verlo y, como en el Real Madrid todavía no tenía sitio, probaron fortuna en otro equipo. En esta ocasión le tocó al Vitória de Guimaraes, de la Superliga portuguesa.

En el país vecino sólo estuvo hasta el mercado invernal, cuando el club luso quiso desprenderse del futbolista. Eso sí, Congo cuatriplicó sus números, marcando 4 goles en 11 partidos. El Real Madrid tuvo la fortuna de poder colocarlo en el Toulouse, donde sólo jugó 8 partidos y marcó un gol. Evidentemente, en Francia tampoco lo querían.

Y, pese a sumar tres fracasos en tres equipos distintos, el Real Madrid se quedó con el jugador para la temporada 2001/02. Y es que en el equipo del Santiago Bernabéu todavía no habían amortizado los cinco millones de dólares que costó su fichaje en 1999. Sin embargo, Congo sólo duró un año en el club blanco, y tiene una explicación: nunca debutó con el Real Madrid. Ni un mísero minuto de los llamados minutos basura, ni un partido de la Copa del Rey en los que los entrenadores acostumbran a dar minutos (sobre todo en las primeras eliminatorias) a los que menos juegan. Nada. Sólo jugo un partido benéfico con el Madrid y, eso sí, marcó un gol. Pero de partidos oficiales, cero de cero.

Al verano siguiente Congo hacía definitivamente las maletas y se marchó al Levante, en el que jugó cuatro temporadas, marcando 21 goles en 112 partidos. En 2006 se marchó al Sporting de Gijón, entonces en Segunda, donde cuajó (¡por fin!) un buen año, anotando 11 goles en 34 partidos. Inexplicablemente, aunque quizá porque se le subió todo a la cabeza, Congo renunció a la renovación y se quedó sin equipo, aunque el Recreativo de Huelva pensó en él y lo contrató para la temporada 2007/08, pero volvió a las andadas: la Primera División se le quedó grande, disputando sólo seis partidos. En 2008 se volvió a quedar sin equipo hasta que el Olímpic de Xàtiva lo fichó y consiguió, en un año, pasar de Primera a Regional…, digno de un fichaje estrellado.

¡Conoce al resto de los ‘fichajes estrellados’ de Mercafutbol!

Compartir

Comentarios