Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Flavio Conceiçao

Flavio Conceiçao (Santa Maria da Serra, 13 de junio de 1974), bien merece estar entre nuestros fichajes estrellados tras su paso por el Real Madrid de los galácticos, a pesar de haber disputado con Brasil 45 partidos internacionales y tener una dilatada carrera profesional.

La llegada de Florentino Pérez al Real Madrid trajo consigo una nueva política de fichajes. Las grandes estrellas del fútbol mundial suspiraban por jugar en ese Madrid de Zinedine Zidane, Luís Figo, David Beckham, Roberto Carlos, Michael Owen, Raúl… Pero ese Madrid no solo eran estrellas. También se necesitaba músculo y sacrificio. La posición clave, como posteriormente se evidenció, fue la mediocentro, donde Claude Makelele fue su máximo exponente.

Alguien que pasó mucho más desapercibido fue el brasileño Flavio Conceiçao. El medio llegó a Chamartín en el año 2000 procedente del Deportivo de la Coruña para ser el apoyo de Makelele en la medular y hacer olvidar la turbulenta marcha de Fernando Redondo al Milan. El club madridista pagó por Conceiçao unos 4.400 millones de las antiguas pesetas (27 millones de euros). Era hasta la fecha la tercera incorporación más cara del Real Madrid, por detrás de Zidane y Figo.

Conceiçao provenía del Deportivo de la Coruña, con el que había disputado cuatro campañas bastante exitosas. Entre 1996 y hasta su fichaje por el Real Madrid en el año 2000, el centrocampista brasileño destacó en el club gallego por aportar equilibrio al centro del campo deportivista junto a Mauro Silva. Su gran técnica y sacrificio lo hacían destacar en facetas ofensivas y defensivas. Esa etapa le valió para ser un fijo en las convocatorias de la seleçao y que el Madrid se fijará en él (como petición expresa de Vicente del Bosque) y desembolsara tal cantidad económica.

Habían muchas expectativas entorno a Flavio (que posteriormente fue denominado por muchos como un centrocampista de cristal) pero en las tres temporadas que disputó en el Bernabéu solo jugó 45 partidos marcando un único gol. Las lesiones, continuas y que no le permitían coger ritmo, junto con poca la adaptación y el juego anárquico de aquel Real Madrid, hicieron que Flavio no pudiera triunfar en el club madridista o, cuanto menos, justificar su fichaje.

El mejor momento de Conceiçao en aquella etapa fue cuando ganó la novena Copa de Europa del Real Madrid. En la final sustituyó a Makelele en la segunda parte, aunque su aportación a lo largo de la competición fue testimonial.

Su periplo merengue finalizó en 2003. Aún le restaba un año de contrato pero los técnicos del Madrid optaron por forzar una cesión. Del Bosque había dejado el Madrid y Carlos Queiroz abría una nueva época en el Madrid galáctico de Zidanes y Pavones. Conceiçao recaló en el Borussua Dortmund donde tampoco cuajó una buena temporada.

Tras terminar su contrato con el Real Madrid, el medio brasileño pasó por el Galatasaray turco y el Panathinaikos griego, donde se retiró en 2006. Sin duda fue uno de los grandes fichajes estrellados de Florentino, y de los más olvidados, que quedó en un segundo plano por las grandes inversiones económicas realizadas en otros jugadores.

¡Consulta todos los fichajes estrellados analizados por Mercafutbol!

Compartir

Comentarios