Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Kizito Musampa

La cantera del Ajax de Ámsterdam es y ha sido una de las mejores del continente europeo. Varias generaciones de futbolistas holandeses han plagado las plantillas de los grandes clubes de Europa. Pero hay algunos jugadores que no han llegado a tener una carrera tan exitosa como se les presuponía en su juventud. Y este es el caso de Kizito Kiki Musampa.

Musampa podría ser un fichaje estrellado en varios de los equipos en los que militó pero nosotros destacamos su insignificante paso por el Atlético de Madrid en el año 2003, donde a pesar de contar con minutos, llegó a jugar 26 partidos y convertir dos goles, fue poco a poco condenándose al ostracismo, ya que no daba la talla en su apariciones con el conjunto colchonero.

Pero antes de llegar al Vicente Calderón Musampa vivió su particular periplo por más equipos tenindo la misma suerte. Musampa nació en Zaire aunque jugaba en las categorías inferiores de Holanda. Decidido a dar el salto de la sub-21 a la absoluta oranje, dejó el Ajax para probar fortuna en el Girondins de Burdeos. Musampa tenía en mente disputar el Mundial de Francia 1998 con Holanda, pero nada más lejos de la realidad.

El centrocampista de banda estuvo dos temporadas en la Ligue 1 sin excesiva suerte. Viendo que no podía seguir progresando en el club galo decidió ir a España. El Málaga lo fichó y allí, en la Costa del Sol, jugó sus mejores años. Casi 100 partidos que le volvieron a situar en la órbita de importantes equipos.

Parecía que finalmente Musampa conseguiría lo que tanto había anhelado. El Atlético de Madrid pagó tres millones de euros por él al inicio de la temporada 2003. Junto con Veljko Paunovic y Sergio Aragoneses del Tenerife, o Álvaro Novo y el Caño Ibagaza del Mallorca, Musampa se convirtió en uno de los reclamos del conjunto colchonero. Pero a medida que avanzaba la temporada el Atlético (que finalizó séptimo aquel año) no carburaba y Musampa tampoco. El africano le ponía ganas pero no tenía la calidad suficiente como para contentar a la parroquia rojiblanca ni a Gregorio Manzano, en la que era la primera etapa del técnico jienense en la orilla del Manzanares.

Sin haber cumplido las expectativas el Atlético lo cedió por un año al Manchester City, prorrogando el préstamo por otro más. Sin embargo, Musampa después de los primeros meses quedó recluido al banquillo.

Su vinculación con el Atlético terminó en 2006. Musampa decidió entonces marchar a Turquía, pero en el Trabzonspor tampoco cuajó. A partir de entonces contrato efímeros en la Eridivisie y Liga coreana han marcado su carrera.

Compartir

Comentarios