Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Mario

El fin de semana de pasado el partido entre el Barcelona y Betis vivía un episodio que marcaría el resto del partido: la expulsión del defensa verdiblanco, Mario. La segunda amarilla del central canario marcó el sino del partido. Mario salió del Camp Nou esa noche por la puerta de atrás, de igual manera que lo hizo cuando fue jugador del Barcelona. Por ese motivo es nuestro fichaje estrellado de la semana.

Corrían malos tiempos para el Barça, y el que hoy es actual presidente, Sandro Rosell, era el segundo de a bordo de un Joan Laporta que asumía la presidencia del Barcelona para revertir la pésima situación dejada por la era de Joan Gaspart. Fichajes como los de Ronaldinho, Rafael Marquéz o Edgar Davids fueron vitales para construir aquel gran Barça de Frank Rijkaard, pero también hubo incorporaciones, como la de Mario, que se convirtirtieron en un auténtico fiasco.

Mario no llegaba al Camp Nou para ser titular, ni mucho menos. Con 21 años solo se podía esperar que complementase la línea defensiva. Para ser titular ya estaba gente como Carles Puyol o Rafa Marquéz. Aún así, su paso fue enormemente testimonial. Un partido jugó únicamente en la temporada 2003/2004, siendo parte insignificante de aquel equipo que finalmente quedaría segundo en Liga.

El defensa provenía del Valladolid, donde había cuajado una sensacional temporada. El Barça, necesitado de centrales y con la idea de no gastar mucho, ya que había hecho un gran esfuerzo por traer a Ronaldinho, buscaba un jugador relativamente barato y que poco a poco se pudiera adaptar al juego del equipo. Eusebio Sacristán, quien estaba en el cuerpo técnico del Barça y con pasado pucelano, recomendó su fichaje.

Sin embargo, Mario no cumplió unas mínimas expectativas. El Barcelona pagó 1,2 millones de euros al Valladolid por la cesión del central con una opción de compra a final de temporada de 3,2 millones. Una de las operaciones más extrañas que se recuerdan en Can Barça. Un paso fugaz que, evidentemente, terminó a la temporada siguiente.

Tras este paso por el Barcelona, Mario se ha ido ganando un nombre dentro del fútbol español. Las dos temporadas siguientes las pasaría de nuevo en el Valladolid, para luego fichar un año por el Recreativo de Huelva. Entre las 2007 y 2011 jugó en el Getafe, erigiéndose como uno de los hombres fuertes del la defensa junto con Cata Díaz.

El verano pasado el Betis lo contrató gracias a David Belenguer, quien proporcionó al club unos excelentes informes sobre el central, con el que coincidió en su época en el Getafe. Mario llegó gratis y sin grandes pretensiones económicas en su salario.

Este fichaje estrellado es uno más de los fracasos en el primer año de Laporta, a los que hay que unir los de Rustu Recber y Ricardo Quaresma. Y así, casi diez años después, y sin que muchos recuerden su pasado azulgrana, Mario volvió al Camp Nou, algo que viene siendo habitual para él en los últimos años, pero seguro que de forma distinta a como lo imaginó cuando fichó por el club catalán.

¡Consulta aquí todos nuestro fichajes estrellados!

Compartir

Comentarios