Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Martín Cáceres

El joven defensa uruguayo llegó al Barcelona como una joven promesa de la zaga tras una gran temporada en el Recreativo de Huelva. Sin embargo, su andadura por el Barcelona se recordará con más pena que gloria.

Martín Cáceres, durante uno de los pocos partidos que jugó como azulgrana Martín Cáceres, durante uno de los pocos partidos que jugó como azulgrana (FOTO: Cordon Press)

Varias han sido las apuestas fallidas por Pep Guardiola durante su estancia en el banquillo del Camp Nou. No sólo han sido Dimitro Chygrynskiy o Zlatan Ibrahimovic los únicos que han tenido que abandonar Can Barça tras pasar sin pena ni gloria por la entidad azulgrana, sino que también Keirrison o incluso Martín Cáceres se han tenido que buscar la vida lejos de la Ciudad Condal.

El defensa uruguayo es esta semana nuestro fichaje estrellado. De hecho, fue el primero de todas las adquisiciones sin futuro que ha hecho Guardiola. Llegó al Barcelona justo después de los fichajes de Seydou Keita y de Gerard Piqué, en el mes de junio de 2008. Con 21 años, firmó por cuatro temporadas y le costó a Joan Laporta 16,5 millones de euros, por lo que lo blindó con una cláusula de 50 millones de euros.

Antes, sin embargo, había debutado en el fútbol profesional de la mano del Defensor Sporting de Uruguay en el año 2006, equipo con el que firmaría 19 apariciones y cuatro goles esa misma campaña. Llamó la atención de muchos clubes europeos, por lo que en febrero de 2007 fichó por el Villarreal. No jugó con el submarino amarillo, por lo que la campaña 2007-2008 fue cedido sin miramientos al Recreativo de Huelva. Con El Decano realizaría un curso muy completo, pues disputó 34 de las 38 jornadas posibles y anotó dos tantos.

Al término de ese año, la UEFA le incluiría en el equipo revelación de la temporada. Esa fue una de las razones por las que el Barcelona se hizo con él, para disponer de un lateral o bien un central joven y con mucha proyección. Sin embargo, pese a costar una fortuna, apenas firmó 14 apariciones, nueve de ellas como titular. Pese a su faceta goleadora, tampoco anotó ningún tanto en la temporada que Guardiola consiguió brindarle el famoso ‘triplete’ al barcelonismo.

El de Santpedor decidió que no formara parte de la plantilla durante la campaña 2009-2010. Sin embargo, tampoco quería deshacerse de él, por lo que Cáceres pudo irse cedido a la Juventus de Turín para completar su formación y aprender en una liga tan defensiva como la italiana.

Se iba acompañado de una opción de recompra de 11 millones de euros y aunque empezó a un muy alto nivel, las lesiones en la zona abdominal y en los cuádriceps le impidieron gozar de continuidad en el once inicial de la Vecchia Signora, por lo que volvió a Barcelona sin apenas haber evolucionado en su juego.

Nuevamente, Guardiola no quiso contar con él en su plantilla, por lo que el Barcelona le cedió nuevamente, en esta ocasión al Sevilla. Esta vez, la opción de recompra se estipuló en 3 millones de euros. Su presencia regular en el once titular del conjunto hispalense (26 apariciones y un gol en las 38 jornadas de liga) desembocó en la compra del charrúa por parte del club presidido por José María del Nido.

De este modo, después de que las lesiones le respetaran en esta ocasión y de que realizara una buena temporada en el Sánchez Pizjuán, el Barcelona pudo deshacerse de un jugador que se ha convertido en uno de los menos rentables de su historia. Precisamente por eso es el fichaje estrellado de esta semana, al menos para la entidad azulgrana, ya que su estancia en el Sevilla es algo más placentera y productiva.

¡Repasa todos los fichajes estrellados de Mercafutbol!

Compartir

Comentarios