Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Michael Owen

Michael Owen fue sin duda alguna la estrella del Liverpool entre 1997 y 2004 y ahora el ‘veterano’ delantero vuelve a tener una tercera oportunidad en un ‘grande’ de la mano del Manchester United. Además el ex de los reds en un principio hubiera gozado de la confianza de Fabio Capello en la selección nacional, aunque nunca se sabrá al 100% porque se lesionó a final de temporada y por lo tanto quedo automáticamente descartado. Sin embargo, el pequeño goleador inglés tiene en su pasado un oscuro hueco y la espina clavada de, en el auge de su carrera, no haber podido triunfar en el Real Madrid. Owen llegó a la capital española en honor de multitudes y salió el siguiente verano por la puerta de atrás destino Newcastle.

Florentino Pérez en plena época galáctica decidió apostar por Michael Owen. Un Balón de Oro siendo el jugador más joven en conseguirlo con 22 años avalaban el fichaje del goleador red, que decidía abandonar su casa de toda la vida para iniciar en el Bernabéu una época llena de logros. Florentino no dudó en seguir coleccionando galácticos en sus filas y pagó al Liverpool 12 millones de euros por el delantero en una operación relámpago.

Sin embargo, al camino de Owen en el Bernabéu no fue nada fácil en época de declive ya para el proyecto Florentino marcada por el cambio constante de entrenadores tras la marcha de Vicente Del Bosque. De hecho, Owen vio en Madrid en una temporada hasta tres entrenadores diferentes: José Antonio Camacho, Mariano García Remón y Vanderlei Luxemburgo y esto, unido a la alta competencia existente en el ataque del equipo, mucho más florido que la defensa y donde Raúl y Ronaldo eran incuestionables, y a las lesiones constantes condenaron al ex del Liverpool a la suplencia. Así pues, un jugador acostumbrado a ser titular y el líder del equipo en Anfield se vio chupando banquillo en el Bernabéu y a pesar de que cuando salía acostumbraba a marcar, su periodo blanco estuvo marcado por lo tanto por las sombras.

Con este panorama, Owen decidió a final de temporada, la única que vistió la camiseta blanca, poner rumbo de regreso a la Premier. El delantero inglés vio como le era imposible triunfar en la casa blanca, donde además, ni siquiera había conseguido lo que más ansiaba, títulos y por lo tanto fichó el Newcastle, que pagó 23 millones de euros. Su paso por los magpies no fue tampoco un camino de rosas, dado que las lesiones volvieron a cebarse con él y además vivió en primera persona el descenso del equipo a la segunda inglesa, pero pese a esto Alex Ferguson decidió apostar por él tras la marcha de Cristiano Ronaldo el verano pasado al Real Madrid y le abrió así otra vez la puerta de un ‘grande’.

El fichaje por el Manchester le ha permitido a Owen volver al primer plano del futbol mundial y también le ha puesto en bandeja, a sus 29 años, la posibilidad de regresar a la selección inglesa, aunque una oportuna lesión le ha privado finalmente de estar en Sudáfrica. La mala suerte se ha vuelto a apoderar del inglés. Habrá que ver si en lo que le queda en el United tiene más suerte que en el Real Madrid y consigue otra vez volver a ser regular i triunfar en un equipo de los llamados importantes.

Consulta aquí nuestros fichajes estrellados

Compartir

Comentarios