Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Nicolas Anelka

Nicolas Anelka es, a sus casi 31 años,un auténtico trotamundos del fútbol. Un total de diez clubes europeos distintos pueden presumir de haber contado con los servicios de un delantero que comenzó su carrera como futbolista profesional en el París Saint-Germain, dónde despuntó y, pronto, llamó la atención del Arsenal. El técnico gunner, Arsène Wenger, le convirtió en uno de los pilares de su equipo y propició la llamada de un Real Madrid en el que Anelka lograría el título que da nombre a esta sección, el de «fichaje estrellado».

El club español, a instancias del por aquel entonces entrenador John Benjamin Toshack, y encandilado con los 17 goles anotados en 35 partidos por el francés en el Arsenal, se presentó con 33 millones de euros para llevarse el gato al agua y, finalmente, así fue. El gran salto a un grande, sin embargo, no le sentó nada bien a la Pantera, que se mostró escandalosamente reñido con el gol. De hecho, sólo materializó dos dianas en veinte partidos de Liga, una de las cuales tuvo el placer de anotar en el gran clásico contra el F.C. Barcelona.

Su trato con el entorno madridista tampoco le ayudó mucho, poco tardó en hacer enemigos tanto en el vestuario como fuera de él. Entre pitos y flautas, el que había llegado como la gran estrella fichada por Lorenzo Sanz, tuvo que salir por la puerta de atrás. Fue el equipo que le hizo grande, el PSG, quién acudió a su rescate desembolsando un total de 33 millones de euros para devolverlo a su país.

En este caso, el Real Madrid salió beneficiado: vendía por el mismo precio a un jugador que pasó de héroe a villano en menos de tres años.Después del retorno a sus raíces, con más pena que gloria, empezó su cambio incesante de destino. Liverpool, Manchester City, Fenerbahçe y Bolton fueron testigos de la evolución de un jugador que no conseguía volver a ser el que era. Tuvo que esperar hasta la apertura del mercado invernal de 2008, cuando el todopoderoso Roman Abramovich decidió rascarse el bolsillo y pagar 19 millones de euros para llevárselo a Stamford Bridge.

Ha sido en los blues dónde Anelka ha podido desarrollar todo el fútbol que lleva dentro. Ésta es su segunda temporada en el club londinense, dónde la temporada pasada se erigió como uno de los máximos realizadores en todas las competiciones: un total de 25 goles avalan su gran aportación al equipo.

Ahora sí que podemos decir que la Pantera vuelve a rugir. Después de unos notables registros goleadores la pasada campaña, Anelka se ha convertido en una de las piezas clave del nuevo Chelsea de Ancelotti, así como uno de los baluartes de la selección francesa de Raymond Domenech.

Compartir

Comentarios