Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Patrik Andersson

Nacido el 18 de agosto de 1971 en la localidad sueca de Borgeby, Patik Andersson ha sido considerado como uno de los mejores futbolistas de su país, llegando a ser nombrado como mejor jugador sueco en 1995 y 2001. Precisamente fue en verano de 2001 cuando se fomarlizó su traspaso del Bayern Munich, club con el que ganó 1 Champions League, 2 Bundesligas, 1 Copa de Alemania y 2 Supercopas, al Barcelona, etapa por la cual protagoniza la sección semanal de Mercafutbol.

Hablamos de un central que, además de ser mejor jugador de su país en dos ocasiones, formó parte de una generación de fútbol sueco prácticamente única: semifinalistas de la Eurocopa’92, quintos en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 y terceros en el Mundial’94. Del mismo jugador que llegó a Can Barça el mismo verano que los recordados Javier Saviola, Phillipe Christanval, Roberto Bonano, Geovanni Deiberson y Fabio Rochemback.

Andersson llegó a un Barcelona que llevaba dos temporadas sin sumar ni un título -Copa Catalunya aparte-, y levantando muchas expectativas por su poderío como central demostrado durante su época en el Bayern Munich. Aseguró en su presentación que no le pesaría el hecho de llevar el dorsal ‘4’ que ese mismo verano abandonaba un tal Pep Guardiola, ya que en la capital de Baviera llevaba el mismo número que el mítico Franz Beckenbauer.

Pero no fue así. A su favor cabe decir que Andersson se convirtió en un imán para las lesiones, que afectaron su paso por el Camp Nou, pero en los encuentros en los que disponía de la confianza del técnico culé de turno (llámese Carles Rexach, Louis van Gaal, Radomir Antic o Frank Rijkaard) nunca llegó a cumplir con las expectativas creadas compartiendo el eje central de la defensa junto con Frank de Boer.

Los números del sueco con el Barcelona demuestran la poca continuidad que tuvo, tanto por las lesiones como por decisión técnica. En su primer año sólo disputó 12 partidos de Liga, 12 de Champions League y 1 de Copa del Rey. Al año siguiente sólo saltó al campo de juego en 7 encuentros, 3 de Liga y 4 de Champions League, prácticamente todos ellos intrascendentes. En la temporada 2003-04 se marcharía en diciembre por la puerta de atrás tras rescindir su contrato y fichar por el Malmo sueco, donde completaría la temporada antes de anunciar su retirada. En esa media temporada en el Barça de Rijkaard sólo participó en 4 partidos ligueros.

¡Consulta aquí todos los fichajes estrellados realizados, hasta el momento, en Mercafutbol!

Compartir

Comentarios