Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Richard Núñez

Richard Núñez se convirtió en uno de los fichajes estrellados del Atlético de Madrid en 2005. Aquel año, el cuadro colchonero incorporó al mediapunta charrúa motivado por las grandes actuaciones que éste había desplegado en el Danubio y el Grasshoper suizo (donde anotó 87 goles en poco más de 100 partidos sin ser un ‘9’ puro) e ignoró que Núñez podría no aclimatarse a una Liga tan exigente como la española.

Para infortunio del Atleti, los peores pronósticos acabaron confirmándose y a Núñez le vino grande el campeonato español. Tanto es así que como colchonero sólo disputó 11 partidos (cuatro de ellos como titular) y en ningún momento exhibió las cualidades por las que fue contratado. No hubo ni rastro de su su desborde, ni su habilidad goleadora (anotó dos tantos), ni de su velocidad, ni de la versatilidad que se le presuponía y con la que podía desempeñarse tanto de mediapunta como de extremo o, incluso, como lateral zurdo.

Su paso por el Vicente Calderón se saldó, por tanto, con más pena que gloria y el Atleti decidió desprenderse de él ese mismo verano de 2005. El comprador fue el Cruz Azul, donde Richard Núñez protagonizó otro de sus espejismos. Arrancó como un ciclón marcando un póker de goles en su primer partido con el combinado mexicano pero, posteriormente, se fue diluyendo hasta que el Cruz Azul optó por cederle al Pachuca. Allí se adjudicó el Torneo Clausura de 2006 y se ganó, nuevamente, la admiración de los seguidores del Cruz Azul. Fue la afición de tal equipo, precisamente, la que propició su regreso y la que se lamentó de su rendimiento posterior.

Núñez naufragó por enésima vez e inició varios perenigranajes más sin éxito por Peñarol y Rampla Juniors. Recientemente, a sus 36 años, regresó al Danubio, el club en el que dio sus primeros pasos como futbolista y en el que despertó unas expectativas que, para su desdicha, jamás se confirmaron.

Compartir

Comentarios