Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Ronald de Boer

Los hermanos De Boer forman parte del gran número de hermanos que han pasado por los terrenos de fútbol, sólo que ellos han tenido una particularidad propia, además de ser gemelos: coincidir en prácticamente todos los equipos en los que han jugado. Sin embargo, no siempre han ofrecido un mismo resultado. Es el caso que nos lleva a situar al mayor de los gemelos (por diez minutos), Ronald de Boer, como protagonista de nuestra sección semanal, por su paso por el Barcelona.

En ocasiones suele suceder que, cuanto más cuesta que fructifique el fichaje menos rendimiento se extrae después. Y este el caso de los De Boer, si bien Frank ofreció mejor resultado (estuvo tres temporadas más en el Camp Nou). Su aterrizaje en Barcelona en el mercado de invierno de la temporada 1998/99 no fue fácil, ya que el Ajax -su anterior club- se negó a venderlos en verano a pesar de la insistencia de ambos futbolistas de dejar Amsterdam y probar fortuna en las filas del entonces vigente campeón de la Liga española. Louis van Gaal, entrenador culé, los quería sí o sí después de haberlos tenido a su orden en el Ajax y, después de plantearse ir a los tribunales para poder dejar el conjunto holandés, el Barça llegó a un acuerdo por 3.500 millones de pesetas (unos 21 millones de euros) por los dos.

Llegaron al Camp Nou justo en la época más oranje de toda la historia del club. Al técnico (y parte del cuerpo técnico) hay que añadir hasta seis jugadores más holandeses que coincidieron en la plantilla. Una composición que debería provocar una adaptación rápida al juego para ambos, aunque no terminó siendo así en el caso de Ronald.

El centrocampista apenas disfrutó de minutos y en la temporada y media que jugó en el Barcelona sumó solo 33 partidos en su haber, todos ellos de Liga y sin contar ni un minuto ni en la Copa ni en partidos europeos. Su cuenta goleadora, aunque nunca destacó por esta faceta, tampoco fue muy prolífica, con un solo gol.

De Boer, a pesar de ser una exigencia de Van Gaal, nunca contó con la confianza del técnico sobre el campo; mientras que en las gradas del Camp Nou pesaba mucho el precio que costó junto con su hermano. Y, después de una temporada en la que la colonia holandesa comenzó a ser objetivo constante de las críticas, Ronald acabó haciendo las maletas con la marcha de Van Gaal, márchandose al Glasgow Rangers, en la que después de tres temporadas volvería a coincidir con su hermano Frank en su último año en Escocia antes de emigrar a Qatar, donde ahora trabaja de comentarista y contribuye a la promoción del fútbol nacional.

Sin embargo, cabe destacar que además de un paso más que discreto por el Barcelona -discreto por el juego, no por la críticas-, Ronald de Boer no destaca por tener un buen ojo en el momento de evaluar a futbolistas jóvenes. Y sino, que se lo pregunten a Frank Rijkaard. Los dos coincidieron en sus vacaciones de 2005, cuando uno estaba ya en Qatar y el otro era técnico del Barcelona. Entonces, De Boer le aseguró que Leo Messi no explotaría.

El argentino estaba disputando el Mundial Juvenil, aunque esa misma temporada había debutado con el primer equipo azulgrana (9 partidos) y ya había marcado su primer gol, al Albacete en el Camp Nou. Messi recibía multitud de elogios y se le auguraba un futuro prometedor, pero De Boer desconfió. Suerte, para el fútbol, que Rijkaard no siguió el consejo de su compatriota.

Consulta aquí todos los fichajes estrellados analizados por Mercafutbol

Compartir

Comentarios