Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Sebastián Abreu

El tiempo ha terminado dejando constancia de que cuando el Deportivo de La Coruña apostó por Sebastián Abreu, en el año 1998, su tiro iba bien encaminado. El Loco, como le apodan, ha demostrado que es un delantero centro absolutamente certero de cara a gol, anotando un buen puñado de tantos en la mayor parte de los clubes en los que ha jugado, que han sido cerca de una veintena, dicho sea de paso.

Pero en Riazor no guardan, ni mucho menos, un buen recuerdo de Abreu, que perteneció a la disciplina blanquiazul durante seis años (hasta 2004) pero donde disputó 15 partidos, anotando tres golitos. El problema no fue de lesiones, falta de confianza, de desatino… fue, simplemente, que no era el momento de que un jugador un tanto díscolo como el de Minas se enrolara en un club que por aquel entonces peleaba por los títulos de Liga.

Abreu llegó a España avalado por un gran papel en Defensor Sporting y San Lorenzo, promediando cerca de medio gol por partido. Pero dio el salto al viejo continente demasiado joven, con solo 21 años. La mejor prueba de la inconsistencia de Abreu en esa etapa de su carrera la marca su currículum. Y es que el Loco fue cedido por el presidente Lendoiro a otros clubs ¡hasta en ocho ocasiones! Siendo propiedad del Depor, Abreu jugó en el Gremio, los Tecos (por dos ocasiones), San Lorenzo, Nacional (también dos veces), Cruz Azul y América.

Ninguna Liga europea, lo que demuestra que no tenía nivel para rendir en la élite, dirán sus detractores… Pero eso no es del todo cierto. Aunque Abreu siempre ha terminado jugando en torneos medianos tras su fracaso en el Deportivo, lo cierto es que tuvo una segunda experiencia en España, concretamente en la Real Sociedad, donde sí brilló como se esperaba (aunque fuese en Segunda), firmando 11 goles en 18 partidos de Liga en calidad de prestado por River. Además, es uno de los diez mejores goleadores de la selección de Uruguay en su historia.

Claro que a Abreu siempre le perseguirá la jugada del famoso gol fallado a puerta vacía ante River defendiendo los colores de San Lorenzo. Una ocasión que han errado multitud de jugadores antes y después, pero que quedó en los anales de la historia por la célebre narración del relator argentino, que no daba crédito a lo sucedido (ver vídeo). De todos modos, la tónica general en la carrera de Abreu ha sido mandarlas para la jaula, excepto en A Coruña, claro. Para eso, solo cabe la explicación de que, cuando Abreu fichó por el Deportivo, no era el momento adecuado.

Consulta aquí todos los ‘fichajes estrellados’ de Mercafutbol

Compartir

Comentarios