Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Sergio Canales

Pese a ser uno de los jugadores más prometedores del fútbol español, decidió fichar por el Real Madrid antes que darse una temporada más para perfeccionar su fútbol. Las consecuencias por todos son conocidas. Malgastó una temporada porque Mourinho le quería y tuvo que buscar cobijo en el Valencia para demostrar su indudable talento.

Sergio Canales, jugador del Real Madrid Sergio Canales no triunfó en Madrid

Uno de los fichajes que más sorprendió al mundo del fútbol el verano de 2010 fue el de Sergio Canales por el Real Madrid. La entidad presidida por Florentino Pérez se abalanzó sobre una joven promesa del Racing de Santander que apenas había disputado una campaña como jugador profesional en primera división. Obviamente, apenas tuvo presencia en un equipo plagado de estrellas que costaron millones y millones, por lo que es por eso que se convierte en el ‘fichaje estrellado’ de la semana.

Su historia se empezó a escribir en el club en el que se dio a conocer, el Racing de Santander. Ingresó en el alevín B cuando apenas tenía 10 años. Entonces ocupaba la demarcación de mediocentro, aunque con los años aumentó su vocación ofensiva hasta el punto de convertirse en un talentoso mediapunta.

Tras pasar por todas las categorías del conjunto cántabro, llegó a debutar en el primer equipo de la mano de Juan Ramón López Muñiz en un partido de la Copa de la UEFA frente al FC Honka. Entonces tenía 17 años, pero el técnico asturiano ya contaba con él regularmente en los entrenamientos. Al término de esa campaña 2008-09, sumaría seis apariciones en liga, debutando en el Reyno de Navarra el 5 de octubre del 2008 en la victoria de los santanderinos por 0-1.

Sin embargo, sería con Miguel Ángel Portugal con quién empezaría a gozar de continuidad en las filas de la primera escuadra del conjunto verdiblanco. De hecho, empezaría a forjarse un nombre en la primera división tras la gran actuación frente al Espanyol en Cornellà-El Prat, partido en el que anotaría dos de los cuatro tantos que le endosaría el Racing de Santander a los periquitos, y tras el sublime partido frente al Sevilla en el Sánchez Pizjuán, encuentro en el que le dio los tres puntos a su equipo al anotar dos golazos, ambos de tremenda calidad.

De este modo, Sergio Canales ya entró en el 2011 con muy buen pie. De hecho, gracias a las 26 apariciones firmadas y los seis tantos conseguidos, la joven promesa cántabra llamó la atención de los grandes clubes europeos. Sin embargo, en vez de retrasar su salida para perfeccionar su fútbol, fue seducido por la idea de formar parte de uno de los mejores equipos del mundoe, el Real Madrid. Enorme error el del mediapunta, pues aunque Mourinho fue el que impidió que se le cediera al equipo del que provenía, apenas disputó 10 partidos en liga (tan solo 3 como titular) y 2 en Champions League (ambos como suplente).

A Mourinho le gustaba la joven perla que había adquirido, pero de cara a la galería, ya que le hizo perder un año viviendo de ilusiones. Aun así, el máximo culpable no sería otro que el propio Canales, que derrochó un año de su vida esperando una oportunidad que no le llegaría. Precisamente por eso recaló en el Valencia, equipo en el que tenía un rol principal en el once titular hasta que se lesionara a finales del mes de octubre, puesto que disputó las ocho primeras jornadas, cinco de ellas como titular.

Nadie duda de su calidad y de su potencial, pero lo que es obvio es que al fichar por el Real Madrid dio un paso en falso, lo que le costó una temporada entera de banquillo. Es por eso por lo que se convierte en el ‘fichaje estrellado’ de la semana, por haber fracasado en su corta aventura por el Real Madrid, equipo al que volverá si el Valencia no le ficha antes de la conclusión de su cesión con la entidad valencianista, que expira en 2013.

¡Consulta aquí todos nuestros fichajes estrellados!

Compartir

Comentarios