Noticias de rumores y fichajes

El Inter quiso convertir a Cesc en su bombazo veraniego

Los fichajes de Zlatan Ibrahimovic y Robinho por el Milan tienen en vilo al presidente del Inter, Massimo Moratti. El máximo mandatario neroazzurro mira con temor el bloque conformado por los rossoneros y, es por ello, que, según revela la prensa inglesa, intentó, hace unas horas, contratar a Cesc Fàbregas.

Contratando al centrocampista de Arenys de Mar, el Inter daría un golpe sobre la mesa que, sin embargo, no se producirá. Aseguran los medios británicos que por el de Arenys de Mar ofrecieron los interistas 35 millones de euros más Sulley Muntari, propuesta del todo inadecuada a ojos del técnico gunner, Arsène Wenger.

El padre futbolístico de Cesc no le dejará salir así como así, ya lo demostró en las negociaciones con el Barça, y menos si la oferta no es lo suficientemente escandalosa como para justificar la marcha del buque insignia de la entidad.

Ante este panorama, a Moratti no le queda más que rezar para que la asociación Ibrahimovic-Robinho no funcione.

El presidente interista, por cierto, ya intentó hace unos meses el fichaje de Cesc, antes de que José Mourinho fichara por el Real Madrid. Creyó el mandatario que contratando al centrocampista evitaría la marcha del técnico portugués, que ya ejerce de técnico blanco.

Compartir

Comentarios