Noticias de rumores y fichajes

El KO en Champions vuelve a ‘alejar’ a Martino del Barça

Dolorido el equipo azulgrana al completo por los azotes que le ha dado la prensa, el siguiente en la lista es el Tata Martino, que tampoco se libra de las críticas. En su caso, además, apuntan como casi siempre a su continuidad al frente del banquillo azulgrana a partir de la próxima temporada. Según admite Lluís Mascaró, director adjunto del diario Sport, el técnico argentino ha perdido los pocos apoyos que tenía entre la directiva azulgrana tras la eliminación en cuartos de final y tiene más papeletas que nunca para abandonar el Barça.

Se acusa al entrenador de Rosario de hacer una alineación cobarde, con todas las ‘vacas sagradas’ en el once inicial (Xavi, Cesc, Iniesta, Messi, Neymar), a pesar de que el Barça había dado claros síntomas de no funcionar con ese sistema ante un rival que se cierra tan bien como el Atlético. En la ida, el equipo sólo despertó cuando Cesc salió del campo, una situación bastante habitual desde que el centrocampista regresó al Camp Nou. No tanto por su escasísima aportación al equipo, sino porque su ausencia implica la entrada en juego de Pedro (o Alexis), que generan más espacios para Messi, y la mayor presencia de Iniesta desde el centro del campo. Cesc dejó el Arsenal para jugar grandes partidos de azulgrana, pero es justo ahí donde más se le ha echado de menos. Ni ha estado, ni se le espera.

Tampoco acertó Martino con el cambio de Iniesta. Quitar a Iniesta en cualquier partido es perder opciones de llegar al area rival, pero hacerlo ante un equipo que deja tan pocos espacios como el Atlético del Cholo, que trabaja tan bien las ayudas y al que sólo se le puede superar con acciones individuales de mérito, es como dispararse en un pie antes de correr los últimos diez kilómetros de una maratón. Una auténtica barbaridad. Si a Iniesta le sorprendió «salir del campo», como dijo después del partido, a la afición del Barça se le saltaban las lágrimas.

La directiva azulgrana también tendrá que valorar el bajón de Leo Messi desde que Gerardo Martino llegó a la Ciudad Condal. Puede que responda a una falta de motivación de la Pulga (la actitud de la que hablábamos antes) , a una mala preparación física o a que el Atlético ha sabido destapar sus carencias, pero de lo que no hay duda es que Leo no ha aparecido en la mayoría de partidos importantes que ha jugado esta temporada y que, tácticamente, no se ha sabido explotar su infinito talento. Lo reconoció ayer el propio preparador argentino: «Hoy no nos interesaba que Leo participara tanto en el juego, sino que buscara el uno contra uno desde la derecha…» Otra vez, un disparo en el pie en toda regla: Messi debe aparecer siempre. Y cuanto más, mucho mejor para su equipo.

Aunque es cierto que Gerardo Martino ha perdido en los duelos tácticos con Simeone -y los ha ganado con Carlo Ancelotti, por ejemplo-, también lo es que ha heredado al peor Barça de los últimos años, que ha tenido muy poco margen de maniobra (llegó en julio) y que se ha visto encorsetado por la necesidad de estirar una generación de futbolistas histórica que, como ha quedado demostrado, ha llegado a su fin. La directiva azulgrana tendrá que decidir ahora, si la FIFA le deja, si quiere que Martino lidere el nuevo barco culé con un proyecto propio desde el primer día o prefiere apostar por un entrenador más consolidado en Europa.

Compartir

Comentarios