Noticias de rumores y fichajes

El lío entorno a Cesc Fàbregas

El sábado volvía a salir a la luz el interés del FC Barcelona por el que fue su jugador en la cantera, Cesc Fàbregas. Esta vez, a diferencia de muchas otras, parece que el interés iba, y va, en serio puesto que el propio secretario técnico azulgrana, Txiki Begiristain, al ser preguntado sobre el tema, no cerró la puerta a esta posible incorporación.

La ‘operación Cesc’ sin embargo no está exenta de problemas. Es más, en principio cuenta con más ‘contras’ que ‘pros’ y por ello el Barcelona tendrá que remover cielo y tierra si quiere que el hijo pródigo regrese a casa. La jugada se presenta complicada porque de momento, el Barcelona tendrá que cerrar la operación antes del próximo martes puesto que el Arsenal juega el martes la ida de la previa para la próxima edición de la Champions frente al Celtic y por lo tanto, si juega ni siquiera un minuto (algo probable) el Barça no podrá disponer de él en competiciones europeas.

A esta rapidez por cerrar la operación hay que añadirle además el hecho de que el Arsenal, con Arséne Wenger, a la cabeza se opone tajantemente a que su capitán abandone el barco así como así y por ello pide por él nada más y nada menos que 45 millones de euros. Una cantidad a la que el Barça no parece dispuesto a llegar, ya que de momento sólo ha puesto sobre la mesa 30 ‘kilos’.

El diario Sport sin embargo se muestra optimista ante el posible fichaje y asegura que Cesc forzará su salida del Emirates Stadium. Según el rotativo deportivo que Cesc juegue o no en el Barça depende exclusivamente de él y de su insistencia y como el centrocampista catalán tiene claro que quiere regresar al Camp Nou presionará a Wenger hasta conseguirlo. Se apunta incluso que, al igual que hizo Xabi Alonso, Cesc solicite un ‘transfer request’ o lo que es lo mismo, un documento oficial para forzar su salida.

En este aspecto sin embargo se tiene que tener en cuenta que parece muy improbable que Cesc ‘traicione’ la confianza del que es su padre futbolístico, Arséne Wenger. Además, a pesar de agradarle la idea de regresar a Can Barça, no lo ve del todo claro porque sabe que Xavi e Iniesta, los que ocupan su posición en el Barcelona, son jugadores de gran calidad y ya asentados en el juego azulgrana.

A favor de la operación juega el hecho de que el Arsenal se encuentra en horas bajas a día de hoy, con la salida de Kolo Touré y de Emmanuel Adebayor el equipo ha visto muy mermado su potencial y por ello Cesc podría querer cambiar de aires y llegar a un equipo ganador. Y que mejor club para hacerlo que el que le vio crecer y por el cual siente especial devoción.

Todas las cartas están puesto ya sobre la mesa y el martes se puede saber el desenlace. De momento el tiempo corre en contra de los azulgranas.

Compartir

Comentarios