Noticias de rumores y fichajes

El mercado menos alocado

Sin duda alguna, el mercado de fichajes que concluyó el pasado viernes nos ha dejado traspasos de lo más sorprendentes e inesperados y otros muchos cantados desde hace meses. Por un lado, asombra la llegada de Van Persie al United o la de Ibrahimovic al PSG, mientras que la de Modric al Real Madrid se podía prever con suma facilidad.

Con todo, también es necesario destacar que se han producido algunos traspasos sorprendentemente caros, tal como el de Javi Martínez por el Bayern de Múnich, que se certificó por 40 millones de euros (su cláusula de rescisión), o también el de Hazard por el Chelsea, que dejó en las arcas del Lille la misma cantidad.

Sin embargo, es importante resaltar que, en comparación con otros años, ha sido un verano austero. Cierto es que pagar 40 millones de euros por un jugador es, actualmente, un acto bárbaro y casi denunciable. De todos modos, lejos restan semejantes cifras de las que antaño se pagaban por aquellos futbolistas que las grandes potencias del mundo europeo anhelaban con fervor.

Por el momento, ningua entidad ha sido capaz de igualar el prestigioso, descerebrado y alocado récord que estableció y que todavía ostenta el Real Madrid al abonar un total de 94 millones de euros al Manchester United por hacerse con los servicios de uno de los mejores jugadores de las últimas décadas, el portugués Cristiano Ronaldo.

Tampoco será posible olvidar la cantidad de maletines que también debió transportar Florentino Pérez a Italia para que la Juventus de Turín dejara escapar a su piedra angular, Zinedine Zidane, que aterrizó en el Santiago Bernabéu a cambio de unos 73 millones de euros. Más o menos ese dinero le costó al Barcelona incorporar a Zlatan Ibrahimovic, jugador por el que hizo una transferencia de 45 millones de euros al Inter de Milán más el traspaso de Samuel Eto’o, que en la fecha de su traspaso debía estar valorado en unos 30-35 millones de euros.

Y más allá de estas cifras mareantes, existieron otras estrellas del panorama mundial por las que se pagaron sumas de lo más desorbitadas, tal como los 65 millones de euros que le costó Kaká al Real Madrid, los 61 millones que ingresó el Barcelona por traspasar a Figo al eterno rival o los 58 millones de los que Roman Abramovich se desprendió para fichar a Fernando Torres.

Estos, entre muchos otros, han sido algunos de los fichajes más caros de la historia del fútbol dado que también han sido grandísimos futbolistas en su época. Actualmente, también lo son Javi Martínez, Van Persie o Hazard si se tienen en cuenta sus precios de mercado, pero por suerte no han provocado el delirio que antaño producía la necesidad de reclutar a cualquier precio. Quizás, como puede resultar evidente, la crisis haya influido en ello.

Compartir

Comentarios