Noticias de rumores y fichajes

El Sevilla acertó con los fichajes invernales

El mercado de fichajes invernales tiene bastante mala fama. Se suele decir que los equipos que tienen que fichar en enero es porque planificaron mal la temporada, y que las posibilidades de firmar buenos jugadores a medio curso son escasas, puesto que si un futbolista ha rendido a un alto nivel durante los primeros meses de competición… ¿Por qué su club habría de querer venderlo?

Pero como en todo, hay excepciones. Lo fue en su día la contratación de Edgar Davids por parte del FC Barcelona, o la llegada de Daniel Alves a la Liga, o el fichaje de Gonzalo Higuain por el Real Madrid, o Aritz Aduriz y su desembarco en San Mamés. Y parece que este año vamos a tener un equipo que ha dado en el clavo con sus movimientos invernales: El Sevilla.

El conjunto hispalense se gastó el pasado verano 5 millones de euros en Alexis Ruano y 5,5 en Luca Cigarini, más las nuevas fichas de Martín Cáceres, Tiberio Guarente y Mouhamadou Dabo. El resultado fue un inicio de campaña desastroso que le costó la plaza en la Liga de Campeones y el puesto a Antonio Álvarez, que fue reemplazado por Gregorio Manzano. Por momentos, pensar en la clasificación para disputar competición europea era casi una quimera en Nervión.

Pero Monchi se puso a trabajar y después de varios fichajes fallidos acertó con las contrataciones de Ivan Rakitic y Gary Medel, que solo costaron 4,5 millones (1,5 el croata y 3 el chileno) y que están dando rendimiento en el Pizjuán desde el minuto uno. Ese nuevo centro del campo ha dejado al aire las vergüenzas de los Romaric, Zokora, Acosta y los italianos mencionados en el párrafo anterior, lavándole la cara a un equipo que incluso se atreve a soñar con la Champions.

Medel fue junto a Kanouté el jugador más destacado en el reciente empate que el Sevilla le arrancó al Barça, mientras que Rakitic dio la pasada jornada el triunfo a los suyos ante un rival directo por la Liga de Campeones como es el Valencia. Por no mencionar que Navas, Perotti y Negredo parecen mejores desde que tienen un nuevo armazón en la medular que les surte de buenos balones. Monchi, tras varios fiascos, ha demostrado que su olfato para contratar talentos a bajo coste sigue funcionando.

Compartir

Comentarios