Noticias de rumores y fichajes

Entrevista Jaume Guixà: «El socio sabe distinguir entre los éxitos del staff de Pep Guardiola y la mala gestión que se ha hecho desde el palco»

Se postula como la única alternativa real al laportismo y sueña con ser el primer presidente de una Peña, la Mil·leni de Sant Cugat, que ocupe, también, el sillón presidencial del Barcelona. Sabe que el camino será difícil pero este catedrático en Organización de Empresas de la UPC tiene ganas de luchar y demostrar que él, como mínimo, también está en la pomada…

PREGUNTA: ¿Qué lleva a un catedrático en Organización de Empresas de la UPC, arquitecto técnico y abogado a querer ser presidente del Barcelona?

RESPUESTA: De entrada esos títulos no llevan a ser presidente del Barça pero si añadimos que soy presidente de la Peña Mil·leni de Sant Cugat del Vallés, que la carrera electoral ya la empecé en 2006 y que siento con fervor los colores azulgranas es evidente que lo que mueve a un precandidato como yo son la ilusión y las ganas de un proyecto distinto.

P: Como ya comentaba, usted ya fue precandidato a las elecciones del Barcelona en 2006 pero no logró superar el corte… ¿Qué le hace pensar que, en esta ocasión, sí logrará las 2.095 firmas necesarias para poder optar a la presidencia culé?

R: En principio, en 2006 ya dijimos nunca más elecciones a la presidencia del Barcelona con el mes de agosto de por medio porque las elecciones del Barça tienen que ser participativas, democráticas y de máxima afluencia. En 2010, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, nos dijo que habría unas elecciones con la máxima participación pero, nuevamente, ha vuelto a incumplir ese precepto democrático.

Aún así, en estos meses que llevamos de precampaña, me presenté el pasado 2 de diciembre, estamos ilusionados y con ánimo para poder enseñar un proyecto alternativo al laportismo, pese a que, estamos viendo como, lamentablemente, desde la junta directiva continuista están poniendo frenos continuamente para que la acción popular del voto se vea mermada.

P: ¿Cómo le sentó la decisión del club de impedir la recogida de firmas durante el último día de partido en el Camp Nou?

R: Muy mal porque si lo que el club, Joan Laporta y el Elefant Blau siempre han defendido ha sido la transparencia, la participación y la democracia, y más Laporta que parece ser que en tiempos venideros quiere dedicarse a la política, están dando mal ejemplo. El Barça se tiene que referenciar por la máxima partipación, porque el máximo número de socios puedan ejercer el voto.

P: La actual junta directiva parece dispuesta a tomar otra controvertida decisión que sería la de cerrar algún fichaje antes de acabar mandato. Si así fuera, ¿qué le parecería?

R: Nosotros, desde la candidatura de Jaume Guixà, siempre hemos dicho que seremos respetuosos con el primer equipo y no haremos como hicieron ellos con el burofax de Beckham. Nosotros no tenemos esa línea de conducta, somos serios y no vamos a ganar por medio de un fichaje, sino con la ilusión de un proyecto, con las ganas y planteando esa ilusión al socio, que es el único garante del voto.

P: ¿Cree, por tanto, que si la junta directiva presentara, ahora, un fichaje sería por intereses electorales, más que deportivos?

R: Es evidente y ya lo están demostrando, en este momento, sin dejar que el socio participe en una acción popular, en día de partido. Me gustará ver, al final, cómo acaba este proceso porque con los Elefant Blau, con los continuistas y con gente que ha salido del laportismo al final no va haber pluralidad de proyectos, el socio no podrá discernir entre un proyecto y otro.

P: Si, finalmente, fuera presentada alguna incorporación ¿Supondría este hecho un importante impulso para la candidatura continuista defendida por Jaume Ferrer?

R: Yo creo que no. Creo que el socio del Barça es muy inteligente, es una persona muy capacitada para saber diferenciar todo lo que le ha ido ofreciendo el laportismo y sabe que en su recta final va a querer hacer alguna cosa de tipo mediático. Nosotros seremos respetuosos, no queremos ganar por un fichaje. No queremos un burofax diciendo que tenemos a Beckham o a cualquier otro jugador tal y como en su día ya hizo esta junta.

P: Usted ya ha dejado claro que no utilizará la carta del fichaje pero ¿cree que algún otro precandidato podría hacerlo?

R: Yo puedo hablar de la precandidatura de Jaume Guixà y del resto de precandidatos, que cada uno escoja la línea de su proyecto y la manera de conseguir el voto. Nosotros no vamos a desestabilizar a Pep Guardiola, no vamos a desestabilizar al primer equipo y no queremos llegar a la presidencia con un burofax, este es nuestro mensaje desde el primer día y es el que vamos a mantener.

P: ¿Por qué cree que debe ganar usted estas elecciones?

R: Creo que el socio tiene que hacer un análisis y diferenciar la parte deportiva felicitando a Joan Laporta, porque pasará a la historia como el presidente de las seis copas. Pero creo que el socio del Barça ha sabido diferenciar entre los éxitos del staff de Pep Guardiola y su cuadro técnico y la mala gestión que ha hecho, desde el palco, la actual junta.

Nos parece que todo el continuismo está alrededor de Laporta, nos lo ha demostrado el presidente del Barça, que se abrazó a su amigo de toda la vida y cuando no lo vio necesario lo abandonó y se abrazó a otro. Además, hubo en la moción de censura (2008) socios de la junta directiva que salieron porque entendían que había prescrito el mandato, con lo cual yo les sitúo en el mismo contexto.

Nosotros tenemos un proyecto distinto, sobre todo, en el ámbito de gestión. Estamos preocupados por la situación económica del club por un gasto a medio y corto plazo que habrá que corregir y una tendencia de ingresos que vemos clarísimo que hay que cambiar. Además, estamos preocupados por el trato que está recibiendo la Ciudad Deportiva inacabada Joan Gamper y el proceso de recalificación del Mini Estadi.

He sido el único precandidato que ha asistido a la aprobación inicial del proceso de recalificación y ahí constaté que los distintos regidores no se pusieron de acuerdo, que los grupos municipales no tienen un mismo criterio para valorar el proceso de recalificación. Estoy en contacto con las asociaciones de vecinos y afectados de la recalificación y están opuestos. Y cuando nosotros hablamos de llevar las riendas del club de manera distinta nos referimos a que el socio del Barça debe participar en un proceso de votación, en el que se posicione sobre la recalificación.

También decimos no al proyecto Foster, que es un proyecto de megalomanía de Laporta para dejar instituido el legado que quiere dejar en esa obra faraónica, de elevado coste lumínico y elevado mantenimiento.

P: Pese a oponerse al proyecto Foster, sí que apuesta por la renovación del Camp Nou…

R: Sí, entendemos que el Camp Nou es un campo de cinco estrellas pero que le hace falta una rehabilitación integral. Gradualmente se puede modernizar y reubicar espacios con una especial sensibilidad.

P: ¿Y qué planes tiene para el Miniestadi?

R: El Miniestadi es una pequeña bombonera y nosotros vamos a potenciar el fútbol base y el concepto de la Masía. Finalizaríamos la Ciudad Deportiva con un staff técnico que va a potenciar que sea un Centro de Alto Rendimiento de Fútbol.

P: Hacía referencia, ahora, a la Masía, un modelo que usted querría que se exportara a diferentes países…

R: Sí, entendemos que el modelo de la Masía es muy válido y que debe ser seguido más de cerca. La figura de la Masía será un elemento exportable para que no sólo podamos tener jugadores en la Ciudad Deportiva Joan Gamper si no que esa universalidad, esa pluralidad la veamos reflejada en aportaciones de la cantera.

P: Continuamos hablando de la estructura deportiva que tendría pensada para el Barcelona porque, también, explica usted en su decálogo que sustituiría la figura del director deportivo por una Dirección Deportiva formada por tres expertos que trabajarían en coordinación con el entrenador del primer equipo. ¿En qué favorecería este cambio al funcionamiento deportivo del Barça?

R: Beneficiaría tanto al fútbol base como al Barça Atlético como al primer equipo. Todos tienen que jugar a lo mismo, al mismo estilo de fútbol y ese mismo estilo quiere decir que los pequeñitos que estén en la Ciudad Deportiva Joan Gamper sepan qué es lo que les van a pedir cuando sean mayores y lleguen al primer equipo. Y en esa trayectoria, los tres secretarios deportivos (fútbol base, Barça Atlético y primer equipo) deben tener todos el mismo criterio de entrenamiento, concentración, actitudes de jugador, saber que están defendiendo la misma camiseta del mundo.

P: ¿Cree usted que es Sandro Rosell el máximo favorito a ganar estas elecciones?

R: No. Sinceramente creo que esto va a ir variando a medida que cada precandidatura presente su candidatura, su proyecto.

P: Si llegara a la presidencia, ¿qué aspectos corregiría del actual mandato del presidente azulgrana, Joan Laporta?

R: De entrada defiendo un estilo distinto. El presidencialismo de Joan Laporta ha pecado en muchos aspectos, yo considero que soy de otra manera de ser y de pensar, más abierto, más participativo, más dialogante, más democrático, más transparente…

P: Al inicio de la precampaña definió su candidatura como la «alternativa al Laportismo», ahora que hay otros dos candidatos, Santi Salvat y Alexis Plaza, que no tienen vinculación con Joan Laporta, ¿ha redefinido el lema?

R: Nosotros pensamos que seguimos siendo la clara alternativa tanto al Elefant Blau como al Laportismo y en ese sentido presentamos un proyecto distinto, novedoso. Al ser los primeros, los demás se nos han ido añadiendo lo cual es bueno porque ratifica que tenemos un buen proyecto, cuando algunos copian parte de nuestro programa.

P: ¿Qué le parece la utilización política del Barça que ha hecho el presidente azulgrana?

R: Yo creo que el ciudadano Joan Laporta tiene todo el derecho y yo le animo a que participe del juego democrático pero es cosa distinta como presidente del Barça. Creo que el presidente del Barça tiene que ser institucional, que sepa abrir los brazos a la pluralidad que representa el Barcelona y, en ese sentido, él ha mezclado esas dos figuras, entiendo que en beneficio propio. Yo le pedí por escrito que separe esas dos visiones y que si quiere potenciar su perfil político cese en las funciones de presidente del Barça porque el Barça es plural y el barcelonismo no entiende de política, para eso están los partidos políticos.

P: Otra de las decisiones de Joan Laporta fue la de nombrar a Johan Cruyff presidente de honor. ¿Qué le pareció el nombramiento?

R: Yo no voy a poner en duda la valía de Johan Cruyff como jugador o como entrenador pero me sabe mal la utilización de esta persona dos meses antes de las elecciones en una presentación bunquerizada, donde no se permitió entrar a los medios que no estaban invitados, al que no pudieron asistir los socios y que suena a querer dividir al barcelonismo.

El presidente Laporta dijo, a su vez, que el nombramiento lo había hecho a imagen y semejanza del Real Madrid pero quiero recordarle que Alfredo Di Stéfano fue ratificado por la Asamblea de Socios Compromisarios del Real Madrid. En este sentido yo creo que los estatutos del club no admiten la figura de presidente de honor y sí la de socio de honor.

Esta decisión, por tanto, habrá que validarla por el propio interés de Johan y por el propio interés del club y los estatutos en la Asamblea de Socios Compromisarios.

P: Antes nos comentaba que es presidente de la peña Mil·leni de Sant Cugat, ¿cree que, durante el mandato de Joan Laporta, han sido las peñas correctamente tratadas?

R: Creo que las peñas del Barça han estado ninguneadas. Parece que no se haya tenido en cuenta esa ansia, esa ilusión, ese barcelonismo que, en este caso, es doble porque son socios del Barça algunos de ellos y socios de la peña. Nosotros queremos potenciar el ámbito social y ya hemos manifestado públicamente que el portavoz del Consell Consultiu de Peñas formará parte de la junta directiva en el caso de que el socio decida que Jaume Guixà sea el próximo presidente.

P: Joan Laporta aseguró que el modelo del Barça se sustenta en Johan Cruyff, Catalunya y Unicef. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

R: No. Yo creo que el Barça es más que un club por los ciento y pico años de historia que tiene, por los treinta y un años de la Masía, por los míticos jugadores del Barça de las cinco copas, por la historia que hará el Barça de las seis copas… Entre todos hacemos que el Barça sea más grande.

Compartir

Comentarios