Noticias de rumores y fichajes

Entrevista a J.Caparrós: «El fútbol modesto es la universidad del entrenador»

Trabajador, metódico y sacrificado, Joaquín Caparrós, nacido en Utrera el 15 de octubre de 1955, ha convertido en arte el aprovechamiento de recursos limitados. A base de dedicación, ingenio y confianza ciega en la cantera, el andaluz ha sentado cátedra en la optimización de proyectos low-cost sin olvidar, jamás, el conocimiento que adquirió entrenando, durante nueve años, en Tercera División.

Su amplia experiencia en el fútbol modesto, su incansable espíritu y su fortaleza mental le permitieron hacer milagros en Sevilla y Bilbao, especialmente, y no tirar la toalla tras la amarga experiencia vivida en el Neuchatel. El borrón suizo precedió a su aterrizaje en el Mallorca, el equipo que le ha devuelto la ilusión y en el que Caparrós tendrá que hacer uso, nuevamente, de su varita mágica.

Hasta la fecha, ha empatado tres partidos (ante rivales de entidad como Valencia, Atlético y Sevilla), ha perdido dos (Sporting de Gijón y Barcelona) y se ha encontrado con una preocupante falta de gol. Para hacer frente a las adversidades, Caparrós utilizará los mismos ingredientes de siempre: tesón, exigencia y una apuesta decidida hacia los jóvenes talentos que militan en las categorías inferiores. Ante el Granada, este domingo, tendrá su próximo reto.

PREGUNTA: ¿Cómo ha ido el parón liguero?

RESPUESTA: Lo sabremos después del siguiente partido. En cualquier caso, nos ha venido bien porque la semana pasada la plantilla pudo tener unos días de descanso y después hemos estado entrenando de manera muy intensa. Esperamos poder reflejarlo en el encuentro del domingo, frente al Granada.

P: Comentó tras el meritorio empate (0-0) frente al Sevilla que aprovecharía el parón para «conocer mejor a la plantilla». ¿Cómo ha ido el proceso?

R: Bien. Ya nos conocemos todos y ahora lo que tenemos que hacer es obtener resultados positivos. La clasificación va avanzando y a nosotros nos hacen falta puntos. Tenemos que empezar a sumar y a transmitirles confianza a nuestros aficionados.

P: Pese a no haber ganado todavía, hay que destacar que ha empatado frente a equipos muy exigentes como Valencia, Atlético o Sevilla. No se ha estrenado con un calendario fácil…

R: Da igual el calendario, los puntos… Al final, hay que ganar. No hemos ganado y vamos a intentar hacerlo lo más pronto posible.

P: ¿Cómo afronta los próximos partidos ante Granada y Racing, dos rivales directos?

R: Los afrontamos igual que el resto de partidos. Dándole siempre la máxima importancia al encuentro más inmediato, olvidándonos del siguiente y centrándonos, exclusivamente, en el partido del Granada. Tenemos que focalizar toda nuestra atención en el encuentro del domingo porque pensar a largo plazo no es bueno.

P: En su camino hacia la primera victoria con el Mallorca, se ha encontrado con un importante escollo: la falta de gol. ¿Tienen la cantera o Ogunjimi la solución al problema?

R: Ogunjimi no puede jugar todavía y mi obligación es extraer el máximo rendimiento de todos los futbolistas. Y no sólo hay que señalar una demarcación. Si no tenemos a un futbolista que pueda marcar un número grande goles, tendremos que intentar que varios jugadores lleguen a ese número. Y para eso estamos trabajando. Vamos a ver si lo conseguimos.

P: Aunque no podrá debutar hasta enero, Ogunjimi se ha puesto esta semana a sus órdenes… ¿Cómo le ha visto?

R: Le visto bien. El chico viene con muchas ganas y es bueno que se incorpore pronto. Lo complicado es buscar vivienda, ubicarse en la zona, en la ciudad, conocer a sus compañeros… Cuanto antes haga todo esto, mejor.

P: ¿Qué cree que puede aportar al equipo?

R: Es un futbolista que ha visto la secretaría técnica y por lo tanto nos tiene que encajar. Con esta idea se trajo. Pero de todas formas, ya lo valoraremos en su momento.

P: En cuanto a las soluciones que puede ofrecer la cantera, usted parece que ya ha señalado al jugador que puede mejorar los registros ofensivos del equipo: Álvaro Giménez. ¿Cómo valora sus actuaciones frente a Barcelona y Sevilla?

R: Muy bien. Es un chico que, además, va a más. Va cogiendo confianza y está exigiendo al resto de sus compañeros. Es bueno que los chicos del B vean que tienen opciones de jugar en Primera División con el Mallorca.

P: Hizo usted debutar a Álvaro en el mismísimo Camp Nou. ¿Por qué escogió un escenario tan imponente?

R: Creía que era un jugador que con sus características nos podía venir bien para ese partido.

P: ¿Y cómo acabó la moral de Álvaro tras el 5-0?

R: Es parte de la formación de un jugador. Un futbolista tiene que ir formándose con derrotas, con victorias, con desilusiones… Todo esto hace madurar a un jugador joven. Son factores que le ayudarán a crecer y que le permitirán llegar a ser un futbolista de Primera División.

P: Además de Álvaro, hay otros delanteros que también están despuntando en el Mallorca B como Abdón, Flores o Gallar… ¿tiene previsto darle la alternativa a alguno de ellos próximamente?

R: Estamos siguiendo a varios chicos y, poco a poco, habrá más canteranos entrenando con nosotros.

P: Desde que llegó a Mallorca ha realizado varias sesiones de tecnificación con jugadores de la cantera, ¿está obteniendo buenos resultados?

R: Son sesiones que nos están permitiendo conocer a jugadores más jóvenes como juveniles, cadetes… porque del Mallorca B tenemos más información. Estamos contentos porque estamos descubriendo a chicos que vienen pisando fuerte.

P: Hay un central del filial, Pablo, que ya se ha estado entrenando con el primer equipo, ¿qué cualidades le han atraído de él?

R: Pablo puede jugar de central o de lateral izquierdo y aunque es juvenil ya juega con el Mallorca B. Tiene buen físico y proyección.

P: ¿Y qué me dice de Xisco Hernández (mediocentro del Mallorca B)?

R: Ha estado entrenando hoy (por ayer) con nosotros y la semana que viene también estará. Queremos ver cómo se desenvuelven jugadores canteranos con futbolistas del primer equipo.

P: ¿Le bastará con los recursos de la cantera, con Ogunjimi y con la actual plantilla, obviamente, para afrontar la temporada con garantías?

R: Nosotros confiamos en la gente que tenemos tanto en la primera plantilla como más abajo porque todos forman parte del Mallorca. Ya veremos si al final de temporada estamos todos contentos. Ahora, tenemos que ir partido a partido.

P: Con respecto a sus actuales jugadores, uno de los que están siendo más destacados, el Chori Castro, acaba contrato este verano… ¿Sabe cuáles son sus planes de futuro?

R: No tengo ni idea. Es un tema que está muy lejos. Ahora, exclusividad hacia el partido del Granada. Este tipo de cosas me imagino que las llevará la secretaría técnica y nosotros a trabajar y a prepararnos lo mejor posible.

P: Con un año menos que el Chori, con 26 años, por cierto, cambió usted el fútbol por la pizarra… ¿Qué le llevó a convertirse en entrenador?

R: Yo soy entrenador de vocación. Tuve una oportunidad, me puse entrenar y hasta ahora. Llevo 27 o 28 años seguidos entrenando.

P: En sus inicios, pasó nueve años por el fútbol de Tercera División… ¿qué le enseñó aquel período de su vida?

Todo. El fútbol modesto me enseñó muchas cosas, creo que es la universidad del entrenador. No hay recursos ni económicos, ni en cuanto a instalaciones… Tienes que hacer un trabajo más individual, tienes que acaparar muchas cosas y te vas formando, poco a poco, para las categorías que te vas encontrando cuando vas subiendo. Después, ya puedes contar con más especialistas, más ayudantes… El fútbol modesto es fundamental y sería fundamental para todo técnico.

P: En Tercera División, además, se convirtió usted en un experto en amortizar recursos y salir victorioso de proyectos low-cost. ¿Cuál es su secreto para rentabilizar, al máximo, presupuestos limitados?

R: Podría ser el hecho de que he entrenado en todas las categorías, con muchas dificultades. En campos de tierra, donde sólo tenías medio campo para entrenar, tenías poco material deportivo, balones… Además, tenías que intentar convencer futbolistas, tener capacidad creativa para los entrenamientos… Todo esto va haciendo que cojas experiencia y que la vayas trasladando después, cuando vas llegando a equipos de mayor categoría. Y si luego te surge algún problema, como resulta que tú ya los has vivido antes, los sabes superar.

P: ¿Cómo ha evolucionado su manera de entender el fútbol desde sus inicios hasta ahora?

R: Es muy importante evolucionar porque fíjese como ha cambiado la vida. Sobre todo, en la forma de gestionar un grupo. Además si no vas evolucionando es imposible estar tantos años entrenando, dada la velocidad a la que va el fútbol. Por ejemplo, ahora están las nuevas tecnologías, los preparadores físicos, los técnicos de porteros… todos los especialistas, en definitiva. Cuando yo empezaba no tenía tales posibilidades. De todas formas, lo que sí que he mantenido ha sido una línea de exigencia, porque a mí me gusta exigir.

P: Además de su exigencia y su sacrificio, su trayectoria se ha caracterizado por los proyectos a largo plazo salvo en dos ocasiones: en el Villarreal (7 jornadas) y el Neuchatel (5 jornadas). ¿Qué le ensañaron esas dos experiencias?

R: Son situaciones muy distintas. La etapa en el Neuchatel, que fue sólo de un mes, no sé como definirla. Fue muy diferente a todas las que he tenido. El Villarreal, en cambio, fue otra historia porque aunque estuve poco tiempo fue una experiencia muy enriquecedora. Aprendí a ser crítico conmigo mismo y a replantearme muchas cosas. Me ayudó para prepararme para el siguiente reto, que fue el Sevilla.

P: ¿Se arrepiente de haber probado fortuna en el equipo suizo?

R: No, no me arrepiento en absoluto. De las cosas que uno hace no se puede arrepentir. Era una idea bonita y el proyecto me ilusionaba. Fuimos siete técnicos entre médicos, fisioterapeutas, preparadores de porteros… Pero bueno una cosa fue lo que nos dijeron y luego lo que vimos. Y nada más. No hay que darle ya más vueltas.

P: ¿Cuál ha sido su experiencia más gratificante como entrenador?

R: Si dijera sólo una estaría menospreciando a muchas otras y sería un poco desagradecido. Escojo desde la primera vez que me dieron la oportunidad de entrenar hasta ahora, con la opción que me ha brindado el Mallorca. Para mí es gratificante el día a día, el poder ponerme a entrenar todas las mañanas.

P: ¿Y la anécdota que jamás olvidará?

R: He acumulado muchas anécdotas desde que empecé con equipos de Tercera, escuelas de fútbol, jugadores profesionales… No pudo quedarme solo con una.

P: Y ya para acabar, teniendo en cuenta la de horas que se pasa entrenando a la primera plantilla o realizando sesiones de tecnificación con los más jóvenes y que en su blog personal se define como «algo obsesivo con la ciencia del balón»… ¿en su vida hay tiempo para algo más que no sea el fútbol?

R: Sí y los momentos que tengo se los dedico a mi gente, a mis amigos y a mi familia. En definitiva, a estar con ellos. Me encanta tener tertulias aunque es cierto que muchas veces acabamos hablando de fútbol. De todas formas, me gusta también hablar de muchos temas actuales, de los que repercuten en la sociedad.

Compartir

Comentarios