Noticias de rumores y fichajes

¡Es que… no damos para más!

La cantada de Casillas en el gol de Serbia nos lleva a la imagen que nos muestra por costumbre la Selección Española absoluta: la de la decepción. Merecimos ganar a Italia en el Mundial de Estados Unidos, merecimos ganar a Inglaterra en su Eurocopa, merecimos ganar a Francia en el 2000, merecimos ganar a Corea, a Grecia… Siempre lo merecemos pero nunca ganamos. Es de idiotas achacarlo a la mala suerte, como si la diosa Fortuna tuviera que ponerse la camiseta número 9 y marcar los goles. ¿Será que no lo merecemos realmente? ¿Acaso merece España estar en Alemania el próximo verano, después de empatar dos veces con Serbia, otras dos con Bosnia y otra con Lituania?

El partido de anoche ante la selección balcánica ejemplifica las causas del fracaso crónico de este equipo:

Fragilidad defensiva.
Está comprobado que podemos estar dominando todo el partido que siempre acabamos recibiendo un gol. Nos lo hizo Grecia en la Eurocopa y Kezman nos dio ayer con un canto en los dientes. Ayer falló el que nunca falla. Igualmente, pese a Puyol, pese a Casillas, pese a Salgado, la defensa española no da sensación de infranqueabilidad. La apuesta por el fútbol de ataque -que todos agradecemos ciertamente- no ayuda a dar esa sensación de que España, en el caso de estar ofuscada en ataque, puede en confiar en su juego defensivo -de todo el conjunto- para salvar el partido. ¿Y anoche? ¿Logramos un empate o dejamos que nos empataran cuando nuestro ataque cayó en picado?

Escasez de alternativas en ataque e incapacidad de reacción
La disposición de Xabi Alonso y Xavi Hernández en el centro de la creación -y la contención- fue de lo mejorcito del partido. Ambos demostraron a muchos entrenadores que no hace falta tener a un perro de presa al lado para sostener un partido. La mejor forma de defender es tener el balón. Por lo menos durante la primera parte. Por lo menos hasta que recibieron el apoyo de los hombres exteriores.
Los extremos se han convertido en la principal arma de la Selección, sólo que el arma esta descargada. Joaquín no explota sus grandes cualidades, él sabrá por qué, y Vicente no se encuentra en su mejor momento después de sus lesiones. Y cuando estos fallan, qué nos queda? No existe a una alternativa al desborde por banda y centro, y más cuando no hay cabeceadores. No tenemos a ese jugador ’10’ que gane partidos por sí solo. Y tampoco sabemos jugar con el marcador a favor, no sabemos jugar a la contra, hacer faltas tácticas, calentar el partido cuando es preciso, vienen unos ingleses a nuestra casa y nos dan cera y no la damos nosotros… Acciones que nos gusten o no, ganan partidos.

Esto del fútbol… consiste en meter goles
Raúl ha intentado serlo y Fernando Torres debería aspirar a ello. Por lo pronto haría bien en fijarse en su capitán. No acaba de despegar con la Selección y corre peligro de que la presión frene su progresión y se quede en joven promesa. Tampoco creemos que Morientes hubiese estado mejor que el ‘Niño’, como tampoco estuvo Tamudo. Así, igual que se le buscaba acompañante a Butragueño, seguimos buscando el compañero idóneo para Raúl, el puesto más importante del fútbol moderno.

Total, nada competitivos.
Tenemos la casta de Puyol, de Michel, de Raúl; la brillantez de Alonso y Xavi… y no tenemos nada. Tratar de compararnos con Brasil, Alemania, Italia, Argentina, Francia… equipos que se crecen ante la adversidad y dan todo lo que hay que dar en los momentos clave, además de disponer de los cracks mundiales, es poco menos que un ejercicio de masoquismo. Este equipo es el mismo que fracasó en la Eurocopa de Portugal con Iñaki Sáez. Da igual el entrenador que esté mientras no exista un jugador español que marque la diferencia y no se comience, además,  a trabajar con una selección como si se tratase de nuestro equipo liguero favorito.


FICHA TÉCNICA
1 – España: Casillas; Salgado, Puyol, Marchena, Del Horno; Xavi, Xabi Alonso; Joaquín (Luis García, 61 minutos), Vicente (Luque, 67 minutos); Raúl y Fernando Torres (Tamudo, 52 minutos).
1 – Serbia y Montenegro: Jevric; Gavrancic, Vidic, Duljaj, Dragutinovic, Krstajic; Stankovic, Koroman (Maric, 84 minutos), P. Djordjevic, Ilic (Zigic, 46 minutos, N. Kovacevic, 90 minutos); Kezman. 
Goles: 1-0, Raúl, (20′);1-1 Kezman, (63′).

Compartir

Comentarios