Noticias de rumores y fichajes

Fichajes Históricos: Éric Cantona

El Leeds acabó fichando al crack francés (y ganando dos títulos gracias a su aportación) tras haber sido éste descartado por Sheffield Wednesday y Liverpool.

Cantona, con el Leeds

Si viajáis a Sheffield, mejor no mencionéis el nombre de Trevor Francis en los restaurantes, o corréis el riesgo de que os escupan en la comida: el entrenador a principios de los años noventa del Sheffield Wednesday no quedó convencido de las pruebas que realizó un tal Éric Cantona, por entonces futbolista del Nîmes, y el atacante galo acabó fichando por el Leeds, con el que ganaría dos títulos.

La historia empieza en diciembre de 1991: ya un enfant terrible cuando jugaba en su país, Cantona fue sancionado por enésima vez (y es un decir!) en su carrera tras lanzarle con violencia un balón al arbitro en un encuentro de la Ligue 1. Pese a que inicialmente el castigo era de un mes sin jugar, se aumentó a dos después de que el futbolista, que fue obligado a estar presente en el comunicado de su sanción por parte del Comité de Disciplina de la federación francesa, fuera llamando, uno a uno, “idiota” a todos los miembros de dicho Comité.

Por entonces, un famoso admirador suyo, ni más ni menos que Michel Platini, ya le había convencido para que se marchara a la Premier League. En noviembre de ese mismo año, Platini había preguntado al entrenador del Liverpool, Graeme Souness, sobre la posibilidad de fichar a su protegido, y éste rechazó la oferta debido al caracter volcánico del futbolista.

El siguiente club en recibir la llamada del exjugador galo fue el Sheffield Wednesday, que acababa de ascender a la primera división inglesa e iba sorprendentemente bien en el campeonato. Pese a que Cantona ya llevaba ocho años de profesional en la Ligue 1, donde había disputado 198 partidos oficiales y marcado 58 goles, el antes citado Francis decidió tenerlo a prueba una semana, período que culminó con un amistoso en pista cubierta en el que el delantero marcó un hat trick. Pese a esto, Francis le pidió que aceptara estar a prueba otra semana más, esta vez jugando al final un amistoso sobre hierba, pero Cantona se negó (no se conoce qué tono utilizó para declinar la propuesta…).

Resultado: en enero de 1992, el Leeds United acabó fichando al futbolista galo por 900.000 libras (algo más de 1’1 millones de euros), y sería un hombre clave en la consecución de la Premier League (el Sheffield acabaría tercero en la clasificación, y el Liverpool sexto) y, al principio de la campaña 1992/93, de la Charity Shield, encuentro en el que, además, Cantona marcó tres goles (3 a 4 final contra, precisamente, los Reds).

En noviembre de 1992, Cantona fue fichado por el Manchester United a cambio de 1’2 millones de libras (1’5 millones de euros), y empezó la era de King Eric en Old Trafford.

Compartir