Noticias de rumores y fichajes

Fichajes Históricos: Ronaldo

El ‘Ronaldo de verdad’, Mourinho dixit, rompió el mercado de fichajes a mediados de los noventa -2.500 millones de pesetas (unos 15 millones de euros)-, y vivió once meses intensos y memorables como jugador del FC Barcelona. Con él arrancamos esta nueva sección de Mercafutbol, ‘fichajes históricos’, con la que echaremos la vista atrás para recordar aquellos traspasos que marcaron una época.

ronaldo Ronaldo, cuando militaba en el Barcelona

Antes de que Florentino Pérez, en el cambio de siglo, irrumpiera en el mundo del fútbol y superara sus propios récords de fichajes a golpe de talonario (Figo, Zidane, CR7, Bale), el FC Barcelona era el club que subía el listón de inversiones realizadas por cracks mundiales. La última vez que rompió el ‘techo’ del mercado fue en verano del año 1996 con Ronaldo Luis Nazario da Lima, que costó a la entidad culé 2.500 millones de las antiguas pesetas.

Tanto la llegada como la marcha del delantero brasileño del conjunto azulgrana fue ardua y laboriosa. El jugador firmó con el Barça el día 10 de julio, aún con 19 años de edad, y tras mes y medio largo de negociaciones entre el club catalán, la directiva del PSV Eindhoven, y hasta la empresa propietaria del equipo holandés, Phillips y, en una operación orquestada con el Inter de Milán, se compraría a sí mismo (!!) por 4.000 millones de pesetas (algo más de 24 millones de euros) el día 20 de junio de 1997, si bien su fichaje por el club italiano no quedaría resuelto hasta el 22 de julio, con la FIFA teniendo que resolver su futuro por discrepancias fiscales entre los dos equipos implicados.

Entre ambas fechas, Ronaldinho (llamado así antes de que apareciera, pocos años después, el ‘Ronaldinho de verdad’), que se había convertido en una de las promesas del fútbol mundial en el PSV, confirmó y superó las expectativas maravillando al planeta balompédico gracias a su calidad técnica (para el recuerdo queda su finta a David Geli (min. 0:57) en la Supercopa de España, o los goles marcados a Compostela, Valencia (min. 2:20), y Deportivo de La Coruña) a su impresionante potencia física, que le hacía casi imparable, y a su inspiradísimo olfato goleador (47 goles en 49 partidos de azulgrana).

Tras cuatro años agridulces, donde estuvo en el dique seco durante dos y medio de ellos debido a una grave y reiterada lesión que arrastró en el tendón rotuliano de su rodilla derecha, fichó por el Real Madrid la temporada 2002/03, y en el club blanco, sin llegar al nivel y al brillo mostrado como culé, volvería a ser un jugador importante. Posteriormente, recalaría en el Milan y el Corinthians, donde colgó las botas este fichaje y futbolista histórico.

Compartir

Comentarios