Noticias de rumores y fichajes

Fichajes Históricos: Zaizen

El centrocampista de Hokkaido fue el primer jugador japonés fichado por un equipo español…que no el primero que jugó en la Liga.

Zaizen con su último equipo, el Tero Sasana

En el año 1996, la ley Bosman revolucionó el mercado de fichajes de las ligas europeas al eliminarse la plaza de extranjero para los jugadores de dentro de la Unión Europea . España, evidentemente, no fue una excepción, y llegaron a la Liga jugadores de nacionalidades inéditas hasta entonces en equipos profesionales del país (algunas bastante exóticas para el fútbol -el australiano Vidmar, el isrealí Revivo-, y otras no tanto -los griegos Tsartas y Marinakis-, incluida, sorprendentemente, Italia -Longhi-). La palma, no obstante (junto con Australia, por lo menos), se la llevó Japón: Nobuyuki Zaizen, contratado por el Logroñés.

La intención inicial del conjunto riojano, no obstante, era hacerse con los servicios del ya consagrado Kazu Miura, puesto que, en verano del antes citado año, y tras haber ascendido el equipo a Primera División, un grupo de empresarios de la ciudad compró el club con el objetivo de invertir dinero en él para convertirlo en un equipo de la zona media-alta. El Verdi Kawasaki, no obstante, no quiso vender a su estrella, y se apostó entonces por otro futbolista de la plantilla, Zaizen, quien, a sus 19 años de edad, había dejado una grata impresión tres antes -1993-, en el Mundial Sub-17, y su progresión seguía siendo buena, pese a que se estaba recuperando de una grave lesión en su rodilla.

Así, el viernes 19 de julio se anunció la cesión del jugador asiático al Logroñés hasta el día 2 de febrero. Sin embargo, muy fugaz sería el paso del de Hokkaido por nuestra península, ya que, tras no haber podido disponer de demasiados minutos en pretemporada debido a su recuperación, Miguel Ángel Lotina decidió no inscribirle en la Liga debido al exceso de extracomunitarios disponibles en la plantilla blanquirroja (los agraciados fueron Markovic, Canals, Adzic, y Rubén Sosa, quedándose fuera también Nebosa Gudelj), argumentando que el mediocentro nipón aún no estaba preparado para competir en el campeonato nacional.

El sustituto de Lotina en el banquillo riojano pocos meses después, Liber Arispe, tampoco apostó por él en el mercado de invierno, por lo que, terminado su contrato, Zaizen regresó a Japón, donde, tras otra desafortunada cesión al Rijeka croata, se convirtió en un ídolo del Vegalta Sendai y el Montedio Yamagata.

Sotaro Yasunaga, en la temporada 1997/98, sería el primer futbolista japonés en disputar partidos en España (en Segunda División, con el Lleida, que consiguió la cesión del Yokohama Marinos), mientras Shoji Jo, a principios del año 2000 (Valladolid, cedido por el mismo equipo nipón), el primero en hacerlo en Primera.

Compartir