Noticias de rumores y fichajes

Fichajes que se quedaron en el tintero… ¿Llegarán en enero?

El día 1 de septiembre, cuando el mercado de fichajes se cerró, no todos los técnicos quedaron satisfechos con sus plantillas. Unos hubieran agradecido algún retoque más, otros directamente que les trajeran lo que habían pedido y a algunos simplemente les hubiera venido bien un poco de fondo de armario. Por ejemplo, a Guardiola, que dijo varias veces que la plantilla era cortita…

En la previsión inicial del Barça entraba traer un extremo (se barajaron Mata o Robinho), un organizador (claramente Cesc), un pivote defensivo y, tras las salidas de Márquez y Chygrynskiy, también un central. Finalmente, solo llegó Mascherano, que se unió a Villa (firmado anteriormente por Laporta) y al polivalente Adriano. Pero, como dijo Piqué, más vale ser pocos y buenos…

Mientras, al Real Madrid llegaban Canales, Khedira, Özil, Carvalho, Di María y Pedro León. Pero Mourinho siempre quiere más, y ya no solo hablamos de Maicon, protagonista de uno de los culebrones del verano. El portugués sigue convencido de que a la plantilla le falta como el comer un delantero (quién sabe si podría llegar en enero) y la afición sigue pidiendo a gritos un lateral izquierdo.

No son los únicos ‘grandes’ de la Liga que dejaron deberes para el mercado invernal. Al Valencia, por ejemplo, le ‘baila’ un poco la defensa (de ahí el fichaje postrero del polivalente Stankevicius), y Quique se tuvo que conformar sin Rad Fanni, el lateral derecho que hubiera puesto la guinda en el Atleti. El Sevilla, por su parte, cubrió la necesidad de un medio creativo con Guarente y Cigarini pero… ¿son lo que esperaba Álvarez?

También en el extranjero hubo quien se quedó con ganas de más. Wenger reclamó hasta el final la llegada de un portero, aunque fuera tan veterano como Schwarzer, del Fulham, mientras que el Liverpool no le trajo ningún acompañante a Torres, a pesar de ‘tocar’ a Gignac, Trezeguet, Toivonen, Mario Gomez, Calrton Cole… El Manchester United, por su lado, pensó en varios nombres para reforzar la media (Meireles, Annan, Ninis, Özil) pero hasta enero Ferguson tendrá que seguir tirando de los infalibles Scholes y Giggs. También el recambio de Van der Sar sigue pendiente.

Cambiando de país, en Alemania Van Gaal hubiera sido feliz con un lateral, bien Van der Wiel para la diestra, bien Coentrao para la zurda. Resumiendo, parece que solo en Italia se cumplieron los objetivos. El Milan hizo su agosto con Robinho e Ibra, la Roma cubrió sus necesidades con Borriello y Burdisso, la Juve renovó medio equipo con Krasic, Quagliarella, Aquilani, Bonucci o Pepe y el Inter estuvo más pendiente de vender a Balotelli o Quaresma que de comprar. Y eso que en la Serie A no hay dinero.

Compartir

Comentarios