Noticias de rumores y fichajes

Forlán, Osvaldo y la Juve enloquecen al ‘mercato’ italiano

Los clubes italianos no han escatimado en gastos este verano. A consecuencia de ello, en la Serie A se han invertido 470 millones de euros en incorporaciones, cifra sólo superada por los 555 que han pagado los clubes de la Premier League.

De entre todas las entidades italianas, ha sido la Juventus de Turín (que desea recuperar la gloria perdida en los pasados años) la más despilfarradora (85, 7 millones de euros) y la que ha renovado su equipo con jugadores como Arturo Vidal (Bayer Leverkusen/10,5 millones), Stephan Lichtsteiner (Lazio/10 millones), Alessandro Matri (Cagliari/15,5 millones), Marko Vucinic (Roma/15 millones) o Eljero Elia (Hamburgo/9 millones) y ha efectuado la opción de compra que se guardaba sobre Fabio Quagliarella (Nápoles/10, 5 millones).

De tales operaciones, además de la incorporación del que fue buque insignia milanista durante 10 años: Andrea Pirlo, debería resurgir una nueva Juventus, necesitada de un cambio tan radical como el que le urge a la Roma.

El conjunto ahora dirigido por Luis Enrique ha perdido fuelle en las últimas temporadas y para recuperar su mejor versión también ha tirado de chequera hasta convertirse en el segundo club italiano más gastoso: 78,6 millones de euros.

De entre sus incorporaciones destacan la de Osvaldo (Espanyol/15 millones fijos más 2,5 variables), Bojan (Barcelona/12 millones), Erik Lamela (River Plate/15 millones), Miralem Pjanic (Lyon/11 millones), Marco Borriello (Milan/10 millones), Marten Stekelenburg (Ajax/6 millones), José Ángel (Sporting/4,5 millones) y Simon Kjaer (Wolfsburgo/3 millones), entre otros.

Ahora, Luis Enrique tendrá que compactar las piezas hasta formar un bloque sólido que no se asemeje, en nada, al que fue eliminado, la pasada semana, en la previa de la Europa League. Un reto complicado.

También será difícil, en este caso para el Inter de Milán, subsistir sin los goles de Samuel Eto’o, vendido al Anzhi ruso por 28 millones de euros. Con tal cifra, los neroazzurros han podido comprar, sobradamente a los dos delanteros que tendrán que hacer olvidar al camerunés: Diego Forlán (Atlético de Madrid/5 millones) y Mauro Zárate (cedido por la Lazio por una inversión de 2,7 millones).

Dos jugadores tan contrastados con Ricky Álvarez, el jugador más caro del verano interista: 12 millones de euros. El centrocampista, procedente de Vélez Sarsfield, fue contratado cuando los rumores insistían en la marcha de Wesley Sneijder al United o al City. Especulaciones que, finalmente, no se concretaron y que permiten que la medular del equipo de Gian Piero Gasperini esté a buen recaudo.

Por lo que respecta al eterno rival interista, el Milan, los rossoneros han efectuado la opción de compra obligatoria que acordaron el año pasado con el Barcelona por Zlatan Ibrahimovic (24 millones de euros) y han pagado los 7,5 millones que debían ingresar en las cuentas del Genoa para contar con Kevin Prince Boateng en propiedad. Además, y entre otras incorporaciones, han fichado a otros dos jugadores del Genoa: Stephan El Shaarawy (10 millones) y Marco Amelia (3,5 millones).

Con ellos, los milanistas intentarán revalidar el título en una Serie A en la que también jugarán, entre otros, Gokhan Inler (Nápoles), Djibril Cissé (Lazio), Miroslav Klose (Lazio), Zé Eduardo (Genoa) o Adrian Mutu (Cessena). ¡Que empiece el espectáculo!

Compartir

Comentarios