Noticias de rumores y fichajes

Frank Lampard, ¿cerca del Barcelona?

La prensa inglesa parece haber encontrado en Frank Lampard al candidato ideal al que culpar de todos los males tanto del Chelsea como de la selección de Inglaterra. El caso es que al jugador blue le sobra calidad pero en los rotativos ingleses prefieren evitar los halagos y recordar de manera reiterativa que fue él quién falló el penalti ante Portugal que dejó a los ingleses fuera del Mundial o el fallo que tuvo al errar una pena máxima en un encuentro disputado por la selección inglesa ante Hungría, antes de la cita mundialista.

Con la llegada de Ballack, los medios británicos se han apresurado en señalar que será el alemán el que coja el testigo del inglés y que, pronto, cambiarán los roles del equipo en favor del recién llegado. Hasta tal punto llegan las críticas que, al final, el propio Mourinho ha tenido que dar la cara y asegurar: "Conmigo, Lampard jugará siempre. Pasa algo con Frank en la prensa inglesa y lo he hablado con él. Para mí, Lampard es culpable. Sí. ¿Sabeis por qué es culpable? Porque no habeis tenido un jugador como él en los últimos diez años. Es culpable porque marca muchos goles. Es culpable porque en cada partido da el 100% de sí mismo, tanto en el Chelsea como en la selección".

Las palabras de aliento de Mourinho, sin embargo, pueden ser insuficientes para retener a Lampard en el Chelsea y, de cambiar de aires, el jugador podría escoger recalar en un Barcelona con el que ya ha sido relacionado en varias ocasiones. Lampard ha sentenciado, más de una vez, que le gusta el club azulgrana y la Ciudad Condal, debido, entre otras cosas, a que su novia es catalana. Ahora, se está construyendo una casa en el Maresme y si recibiera una llamada del Barça, es probable, que no la rechazara.

El único inconveniente es su precio y que para lograr su incorporación el Barça tendría que desprenderse de un peso pesado del equipo. Deco encanta a José Mourinho y sólo un trueque con el portugués podría acelerar el aterrizaje de Lampard en el Camp Nou.

Compartir

Comentarios