Noticias de rumores y fichajes

¿Habrá una vacante en el banquillo del Villarreal?

Aunque en Villarreal son que de hacer las cosas con tranquilidad y dejar trabajar, la paciencia de los directivos se está acabando con el técnico, Juan Carlos Garrido. La estrepitosa derrota del equipo en casa la pasada jornada ante el Levante por tres goles a cero ha sido uno de los puntos de inflexión para que el submarino amarillo esté pensando en destituir al entrenador y proporcionar un cambio de aires al equipo.

Según informaciones de la Cadena Ser, el club de Castellón estaría sondeando el mercado de técnicos para ver las posibilidades ante un cese de Garrido. Se especula con la posible vuelta de Ernesto Valverde dos años después y con Víctor Fernández, que desde que dejara el Betis en 2010 no ha vuelto a entrenar.

Otra de las opciones que toma mucha fuerza en las últimas horas es la Michel, ex entrenador del Getafe. En esta lista de candidatos se incluyen también a Quique Sánchez Flores, complicado por su elevado caché y el técnico del filial, José Francisco Molina, que se puede hacer cargo del equipo en el caso de que el resto de nombres digan que no.

En El Madrigal están muy pendientes de la evolución del equipo en las próximas semanas. Esta noche se enfrentarán al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Si bien la victoria es complicada, se espera que el equipo ofrezca una buena imagen. La siguiente jornada, contra el Rayo Vallecano en El Madrigal, si no se consigue el triunfo, la paciencia con Garrido estará al borde de agotarse.

Recordemos que Garrido cogió al equipo la temporada pasada cuando entrenaba al filial amarillo. Tras un comienzo dubitativo, el Villarreal empezó a demostrar solidez y consiguió dejar al equipo en Champions League. Este año, con las ventas de Cazorla y Capdevilla, la lesión de Nilmar, la baja forma de Marcos Senna y el poco convencimiento de fichajes como Zapata, Camuñas o De Guzmán, Garrido lo está teniendo muy complicado.

De la marcha del equipo en Champions nada se reprocha a la plantilla ni al entrenador. Encuadrado en el denominado ‘grupo de la muerte’ junto a Bayern Munich, Nápoles y Manchester City, se sabía de antemano lo complicado que sería el pase a octavos. Aún así se confía en que se ofrezca una mejor cara en esta competición, como la exhibida contra el City, donde perdieron el partido en el último minuto.

Compartir

Comentarios