Noticias de rumores y fichajes

Harry Kane y Mohamed Salah, los objetivos del Real Madrid en la Premier League

Los atacantes de Tottenham y Liverpool son los preferidos del Real Madrid para reforzar su ataque el próximo verano, dos opciones que son muy costosas y complicadas por la negativa de sus respectivos clubes a negociar su salida.

Harry Kane, jugador del Tottenham (FOTO: Marca) Harry Kane, jugador del Tottenham (FOTO: Marca)

El Real Madrid ya trabaja en la confección de su plantilla para la próxima temporada, independientemente de que Zinedine Zidane continúe al frente del equipo o se marche. El objetivo prioritario del conjunto blanco es el de fichar a un delantero goleador que pueda reemplazar a Karim Benzema, siendo Harry Kane y Mohamed Salah las opciones que más gustas en la capital de España, tal y como recoge el diario Sport.

El conjunto madrileño cree que es el momento de reforzar el ataque ante la baja eficacia goleadora que está mostrando Karim Benzema, cada vez más criticado por la afición merengue. Además, la edad de Cristiano Ronaldo y los continuos problemas físicos de Gareth Bale, invitan a la contratación de un jugador de primer nivel para reforzar el ataque.

Harry Kane cumple a la perfección con el perfil demandado por el Real Madrid, un delantero centro poderoso, que tiene calidad y pegada. Además es joven (cumple 25 años en julio) y está preparado para dar el salto a un club grande, si bien es complicado sacarle del Tottenham, al igual que lo fue en su momento los fichajes de Luka Modric y Gareth Bale, aunque ambos acabaron forzando su salida para llegar al Santiago Bernabéu. En todo caso, el Real Madrid tendría que invertir unos 200 millones de euros para fichar al internacional inglés.

Por su parte, Mohamed Salah es una alternativa que gusta en la capital de España. El jugador egipcio del Liverpool está rindiendo a un gran nivel y se ha convertido en uno de los atacantes más codiciados del mercado. Su perfil es diferente al de Kane, siendo más hábil y mayor capacidad para asistir a sus compañeros, además de que actúa más pegado a la banda y no en posiciones tan centradas. El Liverpool pagó 42 millones de euros por su fichaje y solicitaría un mínimo de 140 millones de euros por su traspaso.

Compartir

Comentarios