Noticias de rumores y fichajes

Henry: ser o no ser

Y es que Henry se ha empezado a plantear seriamente su futuro y su presente desde hace unos meses. El Arsenal ya no es lo que era: incluso ha dejado de ser la eterna gran promesa de Europa y en Inglaterra cada vez más está perdiendo  caché ante Chelsea y United, y Henry no quiere desperdiciar sus últimos años como futbolista de élite. Él lo ha dado todo por el Arsenal, pero desde que consiguiera el doblete, el equipo está en periodo de regeneración. Esto, sumado a la marcha de otro artífice de ese gran Arsenal, Patrick Vieira, y a la más que probable de Ashley Cole al final del presente ejercicio, son razones de peso para que Titi entienda que el futuro del Arsenal y el suyo acaben por separarse.

Razones como estas han hecho que los grandes clubes de Europa no le quiten ojo: Real Madrid, Barcelona y Milán ya han preguntado por él a su agente y al club. Pero es el Barcelona quien tiene la sartén por el mango en esta puja, ya que un cúmulo de circunstancias hacen que el jugador pueda acabar en can Barça más pronto de lo que parece.

Nada más finalizar la pasada temporada se llevó a cabo muy sigilosamente el intento de fichaje del francés por el club catalán, estando Sandro Rossell a la cabeza del proyecto. Habiéndose reunido con el representante del jugador, pactó las condiciones del contrato del crack con la entidad presidida por Joan Laporta, acordando la duración del mismo hasta 2009 y una ficha anual de 5 millones de euros, más incentivos y el 25% de derechos de imagen. Pero todo esto no fue fruto de las casualidades, ya que Rossell llevaba bajo el brazo la propuesta de hacer de Henry ganador del Balón de Oro en al menos una de esas temporadas, la posibilidad de formar un tándem imparable junto a su amigo Ronaldinho, quien siempre le animó a fichar, y lo más importante, el patrocinador.

Y es que Nike se haría cargo del 40% del traspaso -viste tanto al jugador como al Barcelona-, ya que sacaría un gran beneficio de esta operación, lo cual la convierte en la gran interesada en que fructifique. Y la estrecha relación del ex vicepresidente del Barça con el Director General de Nike España, Carlos Homedes, harían de este traspaso un negocio absolutamente rentable para el jugador, para el Arsenal, para el Barcelona, y sobre todo para la multinacional norteamericana, la cual explotaría al máximo la imagen de uno de sus grandes estandartes. De tal manera que todos saldrían ganando en mayor o menor medida. Todo esto, que aparentemente estaba hecho por parte de Sandro Rossell, se acabó esfumando con su dimisión, quedando en el aire todo este culebrón.

Pero ahora se empieza a especular con un nuevo intento de retomar el fichaje del crack galo por el Barça, ya que la oportunidad que le ha dado al club londinense se ha visto truncada, por un lado por la marcha de su amigo Vieira, y por otro por los malos resultados del equipo, el cual no augura un gran futuro. Pero ya no va a ser tan fácil retomar todo esto, ya que el artífice de la negociación, Sandro Rossell era el que manejaba los hilos en esta operación.

Habría dos opciones en un posible fichaje por el Barcelona: o podría llegar como el crack prometido por Laporta de cada temporada, o podría quedar en la recámara de Rossell para presentarlo como su gran comodín para ganar las próximas elecciones en Can Barça.De modo que, una vez que se pongan las cartas sobre la mesa, será el jugador el que tenga la última palabra. Los demás sólo podemos esperar…

Compartir

Comentarios