Noticias de rumores y fichajes

Hubo quién ganó más que los propios jugadores del Alcorcón…

El sorprendente 4-0 que el equipo de las afueras de la capital le endosó al Real Madrid en la ida de los dieciseisavos de Copa también tuvo su lectura en las casas de apuestas…

El Alcorcón destrozó muchos boletos con su 4-0 al Madrid El Alcorcón destrozó muchos boletos con su 4-0 al Madrid

Dentro del mundo de las apuestas deportivas existe un error muy común, un ‘fake’, que, no obstante, aparece con frecuencia. Estamos hablando de la frase: ‘Es una apuesta segura’. Porque si hay un axioma en el universo de las cotizaciones es que no hay ninguna apuesta segura. Las hay fáciles, claras, previsibles, con un margen de acierto alto, muy alto o altísimo. Pero no hay ninguna segura al cien por cien.

Ejemplos de ello los hay, los ha habido y los habrá, pero uno perdurará especialmente en la mente de muchos: Alcorcón 4- Real Madrid 0. Ese marcador ni es una errata, ni es una vacilada, ni es un sueño, es un sorpresón como un templo que ha fastidiado muchas apuestas pero que ha enriquecido a más de uno. ¿Qué nadie ha apostado por eso? Créanme, existen ‘locos’ de ese calibre y más allá.

Y es que en todo lo negro hay algo blanco, así que igual que acabamos de decir que no existe la apuesta segura, recuerden también que, como contrapartida, tampoco existe le apuesta imposible. Sin ir más lejos relean el mencionado 4-0, o, por poner otro ejemplo, imaginen que el Real Madrid remonta la eliminatoria en la vuelta y acaba ganando la Copa (el año que peor la ha empezado) 16 años después de su última conquista. Pero eso es harina de otro costal…

De momento, lo único que es un hecho cierto es que los blancos hicieron el ridículo en Alcorcón y que hubo quien (‘pirado’ o visionario, cada uno que lo llame como quiera) lo predijo. Y se forró, claro. El batacazo blanco en Santo Domingo (hablamos de la mera derrota) ya se pagaba entre los 6 y los 8 euros en función de la casa de apuestas consultada, y el 4-0… la cotización por el 4-0 ya oscilaba por precios que iban desde los 400 a los 600 euros por cada euro apostado. Los milagros, en deporte, existen.

Compartir

Comentarios