Noticias de rumores y fichajes

Ibra destapa la caja de los truenos y fuerza su salida

La tarde de ayer se antojaba plácida en Can Barça. Era día de celebración, con motivo del Trofeo Joan Gamper, y de un partido de ‘pachanga’ pero interesante: un Barcelona-Milan. Sobre el papel, se trataba de una jornada festiva y sin sobresaltos que, sin embargo, acabó con una ‘bomba’, la que lanzó Zlatan Ibrahimovic después de que el Barça se adjudicara el Gamper en la tanda de penaltis.

El sueco acudió a la zona mixta para hablar, únicamente, con los periodistas italianos y a ellos les confirmó:

El técnico no me quiere, pero no sé cuál es el problema. Los dirigentes del Barcelona dicen que no me quieren vender

Para rematar la faena, Ibra agregó:

En los últimos seis meses, Guardiola sólo ha hablado dos veces conmigo. No sé qué pasa (…) Yo soy feliz aquí y estoy a gusto pero el entrenador no me quiere

Sus palabras no fueron más que una autosentencia del sueco, irritado por la falta de entendimiento que hubo en la reunión mantenida, previamente, por el administrador delegado del Milan, Adriano Galliani, y el presidente del Barça, Sandro Rosell. Antes del inicio del partido que enfrentó a rossoneros y culés, ambos estuvieron reunidos en las oficinas de Can Barça pero sin llegar a acuerdo alguno.

El problema es el de siempre: la ficha del jugador. El Milan no puede asumir los 12 millones de euros por temporada que percibe el sueco y el Barça no está dispuesto, al menos a priori, a gestionar una cesión haciéndose cargo de la mitad de la ficha. La venta también se antoja complicada, puesto que, el Barcelona no quiere malvender a un jugador que le costó 46 millones de euros más Samuel Eto’o ni que el Milan , para abaratar la operación, incluya a algún rossonero en el trato.

El caso es que ningún jugador milanista es del agrado de la directiva azulgrana y que, por tanto, llegar a un acuerdo es difícil. Al menos lo era, antes de que Ibra pronunciara sus lapidarias palabras. Quizá, visto el panorama y la actitud del sueco, sea, ahora, la directiva azulgrana más benevolente a la hora de negociar para evitar, así, males mayores.

El técnico del Barcelona, Pep Guardiola, confirmó, en cualquier caso, en rueda de prensa que Ibra, si se queda en la entidad azulgrana, es «recuperable», por más que no ocultara que tiene un problema personal con el sueco. «Si he hablado sólo dos veces con él, hay una razón pero ahora no toca«, señaló el de Santpedor que agregó que el problema que tiene con Zlatan no es comparable al que tuvo con Samuel Eto’o.

«No tengo reproches en cuanto al trabajo y al esfuerzo de Ibra«, señaló Guardiola haciendo hincapié, de manera indirecta, en que las diferencias entre ambos son a nivel personal. Preguntado sobre qué le parecía que el sueco se hubiera sincerado ante la prensa y abierto la caja de los truenos, Pep respondió:

Por lo menos ha hablado Ibra y no su representante. Vamos mejorando…

El caso es que el agente del sueco, Mino Raiola, no ha dejado de hacer referencia al futuro de su representado y que sobre Guardiola, en la mañana de ayer, señaló, para una publicación sueca:

Guardiola no es tan perfecto como la gente quiere creer. Tiene problemas consigo mismo

Con tantas declaraciones y protagonistas de trasfondo es complicado que la relación Pep-Zlatan vaya a restablecerse con normalidad y, ahora, más que nunca, puede decirse que Ibra quiere dejar Can Barça y que Pep quiere que lo haga…

Compartir

Comentarios