Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: La crisis del Real Zaragoza

El Real Zaragozavive una época convulsa, quizás la peor desu historia, o al menos la peor que muchos recuerdan. Desde hace cinco años,cuando Agapito Iglesias llegó a la gestión del cuadro zaragocista, las cosas nohan hecho más que empeorar. Un primer año en el que el equipo se clasificó paraEuropa hizo soñar a la afición, pero poco duró ese espejismo, ya que a latemporada siguiente se bajó a Segunda División. Un descenso que este añopodría volver a producirse.

Para impedir la pérdida de categoría, la dirección deportiva del club, conAntonio Prieto a la cabeza, deben recurrir una vez más al mercado de invierno.Por tercer año consecutivo, Agapito y su directiva deberán auxiliarse en losfichajes de enero para acabar de apuntalar una plantilla que se configuró de lapeor manera posible en los meses veraniegos.

En las dos últimas temporadas, la estrategia de gastar poco a principio detemporada y solucionar los problemas en invierno ha funcionado; pero en estacampaña las cosas están aún más difíciles. LaLey Concursal complica todavíamás las cosas. No hay dinero para fichar y por ello se debe recurrir a cesionesde jugadores que no estén contando en sus equipos, o al mercado de futbolistasen paro. Todos ellos, en la mayoría de los casos, sin ritmo de competición suficientecomo para intentar sumar 30 puntos en la segunda vuelta y lograr así lapermanencia.

Aranda, Apoño y Dumovic han sido los fichajes zaragocistas en este mercado de invierno. A ellos hay quesumar la reintegración en el equipo de Obradovic, que se encontraba sin ficha.Jugadores con calidad y hambre, pero con falta de minutos jugados estatemporada. Con ellos se tienen que suplir las carencias del equipo y la marchadel capitán, Leo Ponzio.

Además, aún quedan por llegar al menos un central y un lateral derecho. JuanCala, David Navarro y Marco Motta son las principales aspiraciones para elequipo de Manolo Jiménez.

Y todo ello mientras la afición se manifiesta en contra de Agapito Iglesias ysu gestión. Unos 20.000 aficionados zaragocista se concentraron en contra delpresidente y protagonizaron la denominada «Agapitada». Unos actos queprobablemente vuelvan a repetirse el próximo 5 de febrero en el partido ante elRayo Vallecano. La afición, el equipo y la directiva están viviendo la peorcrisis de la historia de los 80 años del club, pero todos comparten un objetivocomún: mantener al Real Zaragoza entre los más grandes del fútbol español.

Compartir

Comentarios