Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: ¿Está desperdiciando el Athletic a Llorente?

Fernando Llorente rechazó, el pasado verano, ampliar su vinculación con el Athletic de Bilbao. Y con su decisión, empezó la condena. Desde que su negativa fuera publicada a los cuatro vientos por el presidente de la entidad bilbaína, Josu Urrutia, Llorente no ha dejado de acumular suplencias en un equipo que navega a la deriva en el campeonato liguero (el Athletic marcha décimo cuarto y sus decepcionantes estadísticas se resumen en siete derrotas, dos empates y tres victorias) y que ha dejado su puesto en manos de Aritz Aduriz, quien ha marcado ocho determinantes goles en lo que llevamos de campeonato (lleva 10 tantos en total).

El notable rendimiento de Aduriz no oculta que el Athletic está desaprovechando al futbolista que retuvo, presuntamente, para que el combinado bilbaíno no perdiera competitividad. Si Llorente no iba a jugar, ¿por qué retenerle contra voluntad? ¿por qué no venderle y extraer, al menos, un sustancial provecho económico de su marcha? Desde verano resulta que el Athletic tiene sentado en el banquillo a un futbolista talentoso que pierde valor de mercado a cada partido y que, según parece, será retenido en San Mamés hasta el próximo 30 de junio de 2013, momento en que finaliza su vigente contrato con la entidad vasca y en el que abandonará Bilbao a coste cero. ¿Realmente vale la pena mantenerle en el equipo para ni aprovecharse de sus cualidades futbolísticas ni del rendimiento económico que podría proporcionar al Athletic?

¿Vale la pena mantener a Llorente para ni aprovecharse de sus cualidades futbolísticas ni del rendimiento económico que podría proporcionar?

Además, su conflicto con el club acapara portadas con demasiada asiduidad y la situación ni beneficia al Athletic ni al jugador. Ayer mismo, la entidad bilbaína proclamó que Llorente se había negado a comparecer ante los medios de comunicación. No hizo referencia, no obstante, a que el futbolista fue avisado de su obligación de aparecer ante la prensa sin el tiempo necesario ni que tenía pactada con anterioridad, y conocimiento del club, una entrevista con Telebilbao 20 minutos después de la rueda de prensa que el Athletic pretendía que ofreciera. «No puedo estar en dos sitios a la vez. Había quedado contigo (Eduardo Velasco, el periodista de Telebilbao) y no me daba tiempo«, explicó Llorente.

En la citada entrevista, el delantero riojano reconoció estar viviendo «momentos complicados» en el Athletic y pidió perdón a los aficionados que pudieran sentirse ofendidos el pasado domingo, cuando aplaudió a los seguidores del Real Madrid que le ovacionaron en el Santiago Bernabéu cuando salió a calentar. «Quise hacer un gesto de agradecimiento porque serán conscientes de que no lo estoy pasando bien. Me conocen de la selección y fue un gesto de cariño. Es la primera vez (que le aplauden en el Bernabéu) y me siento orgulloso. Si la gente me trata así es que habré hecho las cosas bien«, explicó un Llorente que también irritó a la directiva del Athletic por hacerse una foto con su amigo Iker Casillas (que subió la instantánea a Facebook) al acabar el encuentro.

«Me hice la foto con Casillas después del partido. Me pidieron unas camisetas y estuve hablando con compañeros. No me gustó mucho porque sabía lo que iba a pasar. Si alguien se ha molestado, pido perdón», señaló un Llorente que no oculta que, en ocasiones, se viene «abajo».

Su penitencia, en cualquier caso, ha iniciado la cuenta atrás. En enero podrá negociar con el club que desee y en junio (si no hay una sorpresiva renovación de por medio) abandonará el club que tanto le ha dado y que, ahora, no hace más que desaprovecharle.

 

Compartir

Comentarios