Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: Guti vuelve a ser libre

El idilio entre Guti y el Besiktas ha durado poco más de un año. El mediapunta madrileño aterrizó en Turquía durante el verano de 2010, en olor de multitudes, y, ahora, abandona la entidad con un equipaje lleno de vivencias. En Estambul, Guti ha saboreado experiencias deportivas positivas (el año pasado disputó 37 partidos y marcó ocho goles), ha exprimido la noche turca y ha vivido alejado de Madrid, una ciudad a la que le había cogido «manía», según relató en el programa Informe Robinson, en enero de 2010.

Lamentablemente, y pese a su particular manera de asumir la vida, también se le han acumulado los sinsabores. En su última etapa en Turquía, perdió el favor de una parte de la afición (cansada de sus escarceos nocturnos y de episodios varios como cuando se estrelló contra un autobús dando positivo en un control de alcoholemia) y nunca se ganó la confianza de su nuevo técnico, Carlos Carvalhal.

«El único responsable de que yo no siga en el Besiktas es el entrenador«, ha relatado Guti, a través de su Twitter. Con el portugués sentado en el banquillo del equipo turco, el madrileño sólo disputó tres partidos y el ostracismo al que fue sometido propició su rescisión de contrato, un año antes de la finalización del mismo.

Ahora, el madrileño vuelve a ser libre y anuncia que en los próximos «dos meses» decidirá cual es su próximo paso.

A sus 35 años, Guti, según parece, aún se ve con fuerzas para ampliar una carrera deportiva que se ha desarrollado, prácticamente en su totalidad y salvando el paréntesis del Besiktas, en el Real Madrid. En el club blanco militó durante 14 temporadas y allí compaginó acciones brillantes con actuaciones irregulares.

Dicha irregularidad le impidió aumentar su trascendencia y despojarse de la vitola de eterna promesa. Tampoco en Turquía, ha encontrado Guti la continuidad deseada ni se ha librado de la fama de juerguista que siempre le precedió en Madrid. «No me veo con 60 años en una discoteca hasta las seis de la mañana, me veo ahora«, señalaba el futbolista en 2009. Y tal precepto se mantiene en la actualidad. Con un Guti que, pese a su cara aniñada, tiene ya 35 años y un nuevo reto ante sí: encontrar el club idóneo para poner fin a su carrera deportiva.

Compartir

Comentarios